EFEMadrid

La comisión de investigación del Congreso sobre la presunta trama urdida desde el Ministerio del Interior en 2013 para espiar y robarle documentación al extesorero del PP Luis Bárcenas encara su final este jueves con el interrogatorio a una de las piezas claves del conocido como caso Kitchen: el exministro Jorge Fernández Díaz, procesado en la Audiencia Nacional.

El exministro está llamado a las 18.00 horas, si bien la mesa de la comisión le ha advertido que su comparecencia se puede retrasar hasta que finalice el pleno del Congreso, sin hora determinada.

Fernández Díaz, que fue ministro del Interior entre 2011 y 2016, es el máximo dirigente político imputado en la causa al considerar el juez Manuel García Castellón que la operación se ideó "en el marco institucional" de su departamento, siguiendo sus "órdenes", bajo "el control" de su segundo, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y "con la ayuda" del número dos de la Policía Eugenio Pino.

Los diputados sacarán sin duda a la palestra de sus listados de presuntas los mensajes de móvil que Francisco Martínez, también procesado, atribuye le envió su jefe en 2013 y que este registró ante notario.

"Chófer B. Sergio Javier Ríos Esgueva (ahora hace esa función con su mujer)", decía uno del 13 julio de 2013 atribuido, seguido de otro también atribuido al exministro que indicaba: "Es importante". "La operación se hizo con éxito", decía otro mensaje ya del 18 de octubre de 2018.

Unos mensajes que provocaron un gran revuelo en la causa judicial hasta el punto de que el juez sometió a un careo a ambos interlocutores. Fernández Díaz negó la autoría de esos envíos y, subrayó que eran "perfectamente manipulables" y que, por tanto, carecían de valor probatorio.

Pero la línea de defensa de Fernández Díaz, que ha recurrido al igual de Martínez su procesamiento, se centra en desligarse de la operación de espionaje a Bárcenas con el argumento de que éste era el extesorero del PP y que no tenía vinculación con Interior.

Niega su participación en una supuesta operación de espionaje al entorno del extesorero pues él no salió nunca mencionado en los llamados papeles de Bárcenas ni tampoco pudo gestionar los fondos reservados que presuntamente se dedicaron para esta trama ya que, según ha reiterado, la competencia del "control y gestión" de éstos era de la Secretaría de Estado de Seguridad, de la que estaba al frente Francisco Martínez.

Con la sesión de este jueves de la comisión, la vigésimo segunda desde su creación a principios de año, la mayoría dedicadas a comparecencias -ya han acudido una treintena-, la comisión Kitchen se acerca a su cierre.

Solo restan en esta segunda fase iniciada el 17 de octubre las comparecencias de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, citada el día 9 a las 11.00 horas, y la del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy para el día 13 a las cuatro de la tarde.