EFEValencia

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano ha autorizado la aplicación del toque de queda entre la 1 y las 6 de la mañana en 77 municipios de la Comunidad Valenciana (los que están en una situación epidemiológica de riesgo muy alto) y mantener la limitación a un máximo de diez personas en las reuniones sociales.

Estas medidas, que se aplicarán desde el 26 de julio hasta el 16 de agosto y que en el caso del toque de queda nocturno afectan a 2,6 millones de habitantes -la mitad de la población de la Comunidad Valenciana-, han sido avaladas por la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJCV, a partir de la petición formulada por la Generalitat y a la que no se había opuesto la Fiscalía.