EFEBarcelona

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha pedido este miércoles la formación de "manera inmediata" de un Gobierno del Estado para que deje de estar en funciones y pueda sentarse a dialogar con la Generalitat.

Budó ha reiterado esta posición en la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament, el mismo día en el que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha expresado en La Vanguardia que aboga por "votar no" a la investidura de Pedro Sánchez la próxima semana, a menos de que "vuelva a la mesa del diálogo" con las fuerzas independentistas y "haga una propuesta para dar voz al pueblo de Cataluña".

La consellera de Presidencia, durante su respuesta al diputado de ERC Josep Maria Jové, ha defendido la "cultura de coalición" que, a su juicio, practica el Ejecutivo catalán, formado por JxCat y ERC.

"Nadie nos dijo que fuera fácil", ha admitido la consellera, que ha reconocido que existen "discrepancias previas a los acuerdos", pero esto genera que los pactos acaben siendo "más firmes porque se han debatido".

En este punto, la portavoz ha indicado que "ojalá" en el Estado fueran capaces de "ponerse de acuerdo" para formar un Gobierno.

"Pido la formalización de manera inmediata" del Gobierno del Estado porque "tenemos que poder sentarnos a dialogar", ha justificado Budó, sin pronunciarse sobre el sentido de voto en el debate de investidura.

Durante la comparecencia de Budó en la comisión, los grupos han sacado a colación los últimos pactos en la Diputación de Barcelona entre JxCat y PSC y en el Ayuntamiento de Barcelona entre comunes y PSC.

En este contexto, el diputado de la CUP Carles Riera ha criticado a Budó su discurso de "época pujolista", con una "vocación de absoluta normalidad y de disminución del conflicto" catalán.

Incluso ha ironizado que ha podido imaginar en la sala de la comisión "confetis" de celebración por la "sociovergencia", que ha remarcado que ya se observó en el pacto de JxCat y PSC en la Diputación.

Budó ha replicado a Riera que la CUP se alió con el PSC en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) o Figueres (Girona): "Pasa en mi casa y en su casa, si tenemos que reflexionar, reflexionemos todos", ha añadido.

"¿Qué problema hay en cerrar acuerdos?", se ha preguntado por su parte la diputada de PSC-Units Alicia Romero, quien no obstante ha afeado a Budó que en su momento pidiera una "respuesta de país" contra lo que calificó como "operación de Estado" en el Ayuntamiento de Barcelona, a raíz del pacto entre los comunes y los socialistas, con el apoyo de Manuel Valls.

Por parte de los comunes, Lucas Ferro ha preguntado a la consellera, en tono irónico, si el pacto de JxCat y PSC en la Diputación "forma parte de la operación de Estado o de la respuesta de país".