EFEMadrid

El coste total que va a suponer la celebración de la Cumbre de la OTAN en Madrid, los próximos 29 y 30 de junio, será de aproximadamente 50 millones de euros, una inversión importante que, no obstante, va a dar un rédito a España a través del turismo y de los negocios que se pueden generar.

Así lo han señalado fuentes de Moncloa, que han recordado que el contrato inicial estaba presupuestado en un máximo de 36 millones de euros pero que es probable que no se alcance esa cifra a pesar de lo bien que están quedando las instalaciones de Ifema que van a albergar la cumbre.

A esa cantidad hay que sumar otros gastos como dietas del personal de los distintos ministerios o de los agentes de las Fuerzas de Seguridad que se van a desplazar a Madrid, lo que hará que el coste total sea de unos 50 millones de euros.

Se trata de una inversión muy importante pero que, según las fuentes, como toda inversión va a dar un rédito tremendo para España porque recae en servicios y suministros que proveen empresas españolas.

Pero también por la difusión que se va a dar de las capacidades de España como destino para hacer negocios, turismo y para compartir las cosas buenas que tiene nuestro país.

La Cumbre ocupará algo mas 54.000 metros cuadrados de Ifema, el equivalente a 2,5 campos de fútbol grandes.