EFEBarcelona

La CUP ha pedido aplazar las elecciones catalanas que están previstas para el 14 de febrero a la vista del aumento de los contagios por la covid-19 y "por responsabilidad", y así lo dirá mañana en la reunión de la mesa de partidos.

Según indica la CUP en un comunicado, el aplazamiento de las elecciones se plantea únicamente por motivos sanitarios y su postura ya la anunció anoche su cabeza de lista, Dolors Sabater, en el canal 3/24 de la televisión catalana.

La CUP considera que el aplazamiento de las elecciones tendría que formar parte de un paquete de medidas más amplio para hacer frente a la covid-19 "desde una perspectiva sanitaria y socioeconómica que incluya detener las actividades no esenciales".

Con respecto a la decisión de aplazar las elecciones, la CUP indica que debe responder únicamente "a criterios objetivos y en ningún caso partidistas" puesto que lo primero "es preservar la seguridad y la salud de las personas".

Los anticapitalistas puntualizan que ellos son los primeros interesados en que se celebren las elecciones ya que opinan que "el desbarajuste en la gestión económica y sanitaria del actual Govern es insostenible", pero "ahora no es el momento de mirar en clave partidista y electoralista".

Sabater reclama, en este sentido, a los demás partidos que "dejen de hacer cálculos electorales y pongan el derecho a la salud de la población por delante, acordando el aplazamiento de la fecha de la contienda electoral".