EFEBarcelona

La Fiscalía de Cataluña pide mantener la fecha de las elecciones catalanas el 14F, de forma cautelar, mientras el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) resuelve si anula el decreto del Govern que el pasado viernes las aplazaba al 30 de mayo.

Así se ha pronunciado el ministerio público en un escrito remitido a la sala contenciosa del TSJC, que en las próximas horas debe decidir si mantiene la suspensión del decreto del Govern, antes de resolver sobre los recursos que un particular y varias formaciones políticas han presentado contra el aplazamiento electoral.

En su escrito, en el que no avanza cuál será su posición sobre el fondo de la cuestión, la Fiscalía coincide con el TSJC en que si el decreto no se suspende, "con toda probabilidad, si no plena seguridad", sería "inviable" celebrar las elecciones el 14 de febrero, con lo que los recursos "perderían su finalidad".

Para el ministerio público, levantar la suspensión del aplazamiento "equivaldría de facto, de adoptarse en el presente momento, a una anticipación del fallo (desestimatorio)" y se consolidaría "irremediablemente la eventual infracción del ordenamiento jurídico y, en su caso, la vulneración de los derechos fundamentales invocados por los recurrentes".

Por el contrario, abunda la Fiscalía, el aplazamiento electoral al 30 de mayo o, en su caso, a fechas posteriores "no se verían necesariamente afectadas por la tramitación de los procedimientos judiciales iniciados", si se llevan a cabo con normalidad en los términos y plazos previstos por la ley.

Por ese motivo, el informe del ministerio público se muestra favorable a mantener de momento las elecciones el 14F, "atendiendo a la preservación de los distintos derechos e intereses legítimos en conflicto".

Tras la resolución de ayer del TSJC, el Govern ha reactivado el dispositivo electoral para el 14F, aunque ha advertido de los "riesgos" sanitarios que entraña celebrar los comicios en esa fecha, puesto que, asegura, los informes epidemiológicos apuntan a que ese día podría haber entre 150.000 y 200.000 personas en cuarentena.

El TSJC acordó ayer suspender el aplazamiento de los comicios, para evitar que su resolución final, en caso de acabar estimando los recursos, tuviera efectos "irreversibles" sobre la convocatoria electoral del 14F, que exige poner ya en marcha el proceso para llevar a cabo la votación.

Una vez dictada esa medida cautelarísima, el TSJC emplazó a la Fiscalía y a la Generalitat a pronunciarse sobre la suspensión del decreto del Govern antes de las 10,00 de mañana, tras lo que volverá a decidir si la mantiene o no.

Aunque aún no ha decidido sobre el fondo de la cuestión, la sala sí aprecia que el decreto del Govern "puede tener incidencia en el ámbito del derecho fundamental" reconocido en el artículo 23 de la Constitución -a la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos mediante elecciones periódicas- y recuerda que el aplazamiento del 14F se ha acordado en el marco del mismo decreto de alarma en que se convocó, por la pandemia de coronavirus.