EFEOviedo

La Fiscalía del Principado de Asturias considera que imponer el toque de queda entre la 1 y las 6 de la madrugada en los concejos con mayor nivel de riesgo por la covid es "desproporcionado" por ser una medida "prácticamente equivalente a un confinamiento domiciliario" durante cinco horas, por lo que entiende que no procede su autorización por parte del Tribunal Superior de Justicia.

En el informe remitido al TSJA sobre la solicitud planteada por el Principado, el Ministerio Público plantea que imponer la prohibición de circular por vías y espacios de uso público entre la una y las seis de la madrugada salvo excepciones justificadas supone "una supresión absoluta del derecho a la libertad de circulación de la población, algo que estima desproporcionado en este momento de la crisis sanitaria".

De autorizar la medida el TSJA, que deberá pronunciarse entre hoy y el domingo, se aplicaría en principio en Oviedo, Gijón, Carreño, Gozón, Laviana, Mieres, Siero y Villaviciosa, que suman más de 631.00 habitantes, el 61 por ciento de la población de Asturias.

A este respecto, la Fiscalía apunta que el toque de queda se aplicaría sobre la totalidad de la población de estas localidades, "cuando una parte muy numerosa de los mismos cuenta con la pauta completa de vacunación y pertenece a un grupo poblacional que no está en el foco de los contagios", según constata el propio informe remitido por el Principado para solicitar su aprobación.

La Fiscalía no lo ve proporcionado porque Asturias es la tercera comunidad autónoma con una velocidad de crecimiento más lenta, por debajo de la media nacional y además "parece que la incidencia acumulada está en fase de descenso, la positividad ha entrado en un periodo de estabilización y la ocupación de camas hospitalarias y de UCI permanecen en niveles de riesgo bajo/medio".

En cambio, la Fiscalía sí ve proporcionada la limitación de las agrupaciones de personas a un máximo de diez, con la excepción de visitas guiadas y otros eventos, al entender que es "una medida proporcional al fin que se persigue, atajar la expansión de la covid-19, por lo que se muestra conforme con su autorización".

Antes de hacerse público el criterio de la Fiscalía, el presidente del Principado, Adrián Barbón, ha defendido este jueves la proporcionalidad de las restricciones solicitadas al TSJA.

Según Barbón, la Consejería de Salud "ha puesto encima de la mesa necesidades reales" con "medidas muy proporcionadas" de acuerdo a una situación epidemiológica que preocupa no tanto por el número de contagios sino porque ya está teniendo una repercusión en los niveles de ocupación hospitalaria.

No obstante, ha rechazado que pueda producirse "ninguna presión" sobre el alto tribunal asturiano porque su Gobierno tiene "un profundo respeto por la labor de la justicia".