EFEMadrid

La Fiscalía Anticorrupción ha recurrido el fin de la instrucción del caso Kitchen, sobre un presunto espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas, y ha solicitado que el juez siga investigando la causa, en la que procesó a la cúpula de Interior en 2013, pero exculpó a la dirección del PP en aquella época.

Fuentes fiscales han confirmado a Efe que el ministerio público ha presentado este lunes el recurso contra el auto en el que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón finalizó la investigación y propuso juzgar a once investigados, entre ellos el exministro del Interior Fernández Díaz y su ex número dos, Francisco Martínez; al tiempo que eximía de responsabilidad directa a la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal y a su marido.

Disconforme con esta decisión, Anticorrupción, que ya solicitó sin éxito hace unos meses la prórroga de la instrucción, ha impugnado el auto de pase a procedimiento abreviado (equivalente al procesamiento) y ha pedido al juez que continúe con las pesquisas, enmarcadas dentro del caso Villarejo, al considerar que faltan diligencias por practicar.

La Fiscalía fue quien pidió la imputación de Cospedal y de su marido en septiembre de 2019 al estimar que la ex número dos del PP pudo haber tenido un "interés personal" en la operación Kitchen, desarrollada entre 2013 y 2015 y que buscaba presuntamente hacerse con documentos que guardaba Bárcenas y comprometían al PP.

Pero el juez, que les imputó unos meses después, acabó sacándoles del caso al descartar que la ex secretaria general pudiera haber tenido un "liderazgo ideológico" en la trama y al considerar que no había indicios sólidos contra ellos.

Además de la Fiscalía, también el exministro Jorge Fernández Díaz ha recurrido el cierre "en falso" de la instrucción en un recurso en el que reprocha al juez que encapsule los hechos en el Ministerio cuando la operación "ni estuvo relacionado ni afectaba" a este departamento.

Bárcenas, esgrime su defensa, ejercida por el letrado Jesús Mandri, "era el Tesorero del Partido Popular, no del Ministerio del Interior y no dependía ni estaba vinculado con dicho Ministerio", y a Fernández Díaz no le afectaba el resultado de la investigación de los "papeles de Bárcenas" porque nunca se relacionó su nombre con este asunto.

El exministro, señala el escrito, "no tenía interés o motivación especial en una operación policial dirigida a sustraer información de aquella investigación judicial", y tampoco apareció en la lista de perceptores de presuntos sobresueldos en el PP.

Al recurso de Fernández Díaz se suman otros como el del exjefe de Asuntos Internos Marcelino Martín Blas, que pide que se archive la causa para él; el del antiguo chófer de la familia Bárcenas, Sergio Ríos, captado presuntamente como confidente policial en la operación; y el del comisario Enrique García Castaño, que solicitó que se incluyese expresamente en el auto su colaboración con la Justicia, según informan a Efe fuentes jurídicas.