EFESevilla

La Junta de Andalucía ha localizado tres cajas fuertes en la agencia pública IDEA con "papeles de los ERE", entre los que se encuentran algunos que les reclamaban los juzgados que investigaban este fraude, según ha avanzado el consejero de Presidencia, Elías Bendodo (PP).

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Bendodo ha asegurado que ha puesto los documentos a disposición del juzgado de instrucción 6 de Sevilla, que instruye la macrocausa de los ERE, y ha acusado a los anteriores gobiernos socialistas de "meter en las cajas fuertes los documentos que durante años le han reclamado los juzgados" relativos a casos relacionados con el fraude de los ERE.

Lo más llamativo hasta ahora, ha dicho Bendodo, es la localización de un convenio privado, sin logotipo oficial de la Junta, firmado el 30 de diciembre de 1998 por el entonces consejero de Presidencia Gaspar Zarrías, relativo a las ayudas de más de "8.000 millones de pesetas" concedidas por la Junta a la empresa jiennense cárnicas Hijos de Andrés Molina (HAMSA) y en la que se dice textualmente que eran consideradas ilegales por la UE y que la Junta "renuncia a reclamarlas".

Según ha explicado, el convenio recoge también la compraventa de Cárnicas Molina por parte de Campofrío y para ello la Junta le concedió varias ayudas de "471 millones de pesetas y otra de 314 millones de pesetas" a cambio de la creación de 300 empleos fijos, que son los que integraban la plantilla de Hamsa.

Además, Campofrío se comprometía en ese convenio a invertir "4.000 millones de pesetas en cuatro años" y la Junta "a concederle todas las ayudas que, como medidas de fomento del empleo, contemple la legislación vigente".

A la semana de firmarse este convenio el expresidente de la Junta Manuel Chaves y el exconsejero Gaspar Zarrías se reunieron con los trabajadores de Hamsa en Jaén, ha señalado Bendodo.

Este hallazgo la semana pasada se ha producido gracias a un funcionario de IDEA que informó al director general de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía de la existencia de tres cajas fuertes de un metro de altura en las instalaciones de esta entidad en Sevilla con numerosa documentación sobre los ERE, que está siendo analizada y "arrojará mucha luz" sobre la gestión de los gobiernos socialistas, según Bendodo.

En este sentido, ha adelantado que se irán conociendo más casos en las próximas semanas porque la "sentencia de los ERE -la pieza política- activó un mecanismo que permitirá que aparezca información" que la Junta negó en muchas ocasiones a los juzgados y que "guardó bajo llave".

Otros documentos encontrados hacen referencia a un préstamo en 1999 a Primayor, investigada en el caso de los ERE, y otro de 5,8 millones a HAMSA que pasó por el Consejo de Gobierno en 1999 y se reconoce que es un "préstamo puente hasta el cobro de subvenciones, de las que aún quedan por recuperar 3,7 millones", ha explicado.

El consejero de Presidencia ha dicho que se está demostrando que "todo el Consejo de Gobierno conocía el sistema" que el gobierno andaluz puso en marcha en 1999 para saltarse los controles en las subvenciones y ayudas concedidas a los trabajadores afectados por los ERE de empresas en crisis.