EFEValladolid

La Junta de Castilla y León ha decidido intervenir la residencia de ancianos privada Valle del Cuco Ribera del Riaza del municipio burgalés de Adrada de Haza por deficiencias en la atención a sus 48 residentes por falta de personal y ha comunicado el caso a la Fiscalía.

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha informado este jueves de esta intervención de la Consejería de Familia, que ha decidido reforzar su personal y dotación.

Según ha informado a Efe un familiar de una residente de este centro, propiedad de la Asociación Valle del Cuco, el problema se ha originado porque un tercio de la plantilla -siete trabajadores- se encuentran de baja por síntomas compatibles con el coronavirus, un dato que también ha confirmado la alcaldesa de la localidad, Marisa Plaza.

En esta residencia, que cuenta con 48 plazas y se abrió en 2008, existen 14 ancianos aislados.

Además, se ha decidido poner al frente de esta residencia a la directora del Centro de Día Arco Pajaritos de Aranda de Duero (Burgos).

La Junta ha puesto en conocimiento de la Fiscalía este caso, que ya lo está estudiando.