EFESevilla

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha hecho este miércoles un llamamiento "contundente" a los andaluces para que se queden en casa esta Navidad porque las cifras de contagiados por la covid-19 son "muy preocupantes" y hay que evitar que llegue una tercera ola.

"Tenemos que hacer un llamamiento a la no movilidad, nuestra misión no es salvar la Navidad, es salvar vidas", ha recalcado antes de rogar a los andaluces que sigan siendo "responsables y solidarios", que cumplan todas las medidas de prevención.

"La situación sigue siendo muy seria y nos debe llevar a la máxima cautela", ha dicho Aguirre durante su comparecencia ante el Pleno del Parlamento, en la que ha desvelado las medidas acordadas esta tarde por la Comisión Interterritorial de Salud.

Así, ha confirmado que durante la Navidad se mantendrá la limitación actual de las entradas y salidas en las comunidades autónomas, salvo desplazamientos específicos justificados, como los de familiares y allegados desplazados.

Además, las reuniones familiares no podrán superar las diez personas, incluidos niños, durante los próximos días 24, 25 y 31, así como el 1 de enero, mientras que el límite a la movilidad en Nochebuena y Nochevieja se retrasará hasta la 1.30 horas siempre que sea para regresar al domicilio, no para encuentros sociales.

Aguirre, que ha comparecido ante el Parlamento para informar también de las medidas adoptadas por el Gobierno andaluz en la comunidad autónoma, ha dicho que dependiendo de la evolución de la pandemia (durante estos días y hasta el 10 de diciembre) el comité de expertos propondrá las "medidas oportunas" que competen directamente a la Consejería de Salud y, hasta entonces, se mantendrán las restricciones actuales en Andalucía.

Sobre la evolución de la pandemia en la región, ha recordado que el pico de la segunda ola se registró el 9 de noviembre y actualmente se está "en fase de retroceso", con 1.998 pacientes hospitalizados, de los que 404 están en la UCI.

Por su parte, la incidencia acumulada se sitúa en 269,7 casos por 100.000 habitantes, lo que indica que se está "progresando adecuadamente, aunque ha pedido que "no nos confundamos" porque sigue siendo "muy alta" si se compara con muchos países.

"Sigo calificando la situación como muy seria, pese al descenso del número de pacientes hospitalizados, porque la mejoría no es suficiente y cada día siguen falleciendo pacientes", ha remarcado.

Ante el presumible aumento de las infecciones respiratorias agudas por la llegada del frío, ha avanzado que se prevé una "presión asistencial" mantenida en todo el sistema de salud, por lo que "no se puede bajar la guardia".

Respecto a las vacunas contra la covid, ha informado de que la Consejería de Salud está preparando todo lo relativo a la logística y distribución de las mismas, y ha avanzado que Andalucía espera disponer entre enero y febrero de ellas, para lo que ha pedido al Ministerio de Sanidad que se siga el criterio poblacional, de forma que en un plazo de tres o cuatro meses esté el "máximo" de ciudadanos vacunados.