EFESevilla

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha ratificado este martes en un auto la nueva orden dictada por la Junta para requerir el pasaporte covid en residencias y hospitales, una medida que estará en vigor hasta el próximo 15 de enero.

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) ha publicado en una edición extraordinaria, tras ser ratificada por el TSJA, la orden por la que se establece la medida preventiva de salud pública relativa al certificado covid-19 o prueba diagnóstica para el acceso a centros sanitarios con internamiento y centros sociosanitarios de carácter residencial.

Dicha orden, que entra en vigor desde su publicación este martes en el BOJA, acota la fecha de exigencia del pasaporte hasta el 15 de enero próximo, como pedía el TSJA para recibir el visto bueno.

En una resolución dictada el pasado 2 de diciembre, el TSJA acordó no ratificar la medida planteada por la Junta, al no establecer un límite temporal de su vigencia y pese a cumplir con los requisitos de proporcionalidad, necesidad e idoneidad, según el pronunciamiento del Alto Tribunal Andaluz.

Dicha resolución indicaba que la justificación de la medida no debe ceñirse a su proporcionalidad, necesidad e idoneidad, sino que "igualmente debe contener una motivación suficiente acerca de su vigencia en el tiempo".

En aquella solicitud de la Junta no se adjuntó ninguna razón para no limitar la vigencia de la medida.

De momento, el pasaporte covid se pedirá en las residencias y hospitales andaluces, pero el Gobierno andaluz aseguró que analizará más adelante la posibilidad de implantarlo en otros sectores como el ocio nocturno en función de la evolución de la pandemia.

Por otra parte, la Consejería de Salud ha ampliado las prestaciones de la aplicación Salud Andalucía incluyendo un lector de códigos QR a través del cual es posible verificar la validez del certificado covid de la Unión Europea.

El lector comprueba que el QR que leemos es correcto, es decir, que existe en el repositorio de certificados y revisa los datos para comprobar su autenticidad y caducidad, explica la Junta en un comunicado.

Cuando la aplicación certifica que los datos son correctos devuelve un ok con los datos básicos del titular (nombre y fecha de nacimiento) para que la persona que lo valida pueda comprobar que se corresponden con la identidad de quien lo presenta.

En el caso de que no sea válido se presenta un círculo rojo con un aspa en el centro.

Para acceder al lector solo hay que abrir la aplicación, pinchar en certificados Covid y verificación QR.