Beirut (Líbano), 28 jul (EFE). - La ministra de Defensa, Margarita Robles, llegó este miércoles a Líbano, donde permanecerá dos días visitando a las tropas españolas, un contingente de alrededor de 600 militares desplegados que forman parte de la misión de paz de la ONU en este país.

Robles, junto al jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Teodoro López Calderón; la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro; y el comandante del Mando de Operaciones, el teniente general Francisco Braco, aterrizó poco antes de las 14,30 hora local en el aeropuerto internacional Rafiq Hariri de Beirut.

Allí, la titular de Defensa fue recibida por el embajador de España en la República Libanesa, José María Ferrer de la Peña.

Nada más tomar tierra, Robles recibió una llamada telefónica de su homologa libanesa, Zeina Akar, disculpándose por no haber podido acudir a recibirla como le hubiese gustado y para transmitirle su apoyo a España.

Tras pasar revista a un piquete de honor del ejército libanés,  Robles se ha trasladado en helicóptero a Marjayoun, localidad en la frontera con Israel, donde se encuentra la Base Miguel de Cervantes, que alberga al grueso del contingente español desplegado en Líbano en el marco de la operación Libre Hidalgo.

Cerca de esta población se encuentra el Cuartel General del Sector Este (uno de los dos sectores internacionales), liderado por España. También hay tropas españolas en el Cuartel General de la misión de la ONU, en Naqoura.

Robles tiene previsto visitar el Centro de Operaciones Tácticas y mantendrá una videoconferencia con el vicesecretario General de la ONU para operaciones de Paz, Jean-Pierre Lacroix.

Ya el jueves, la ministra tendrá un breve encuentro con los jefes del contingente y visitará algunas instalaciones de la base antes de trasladarse hasta Metula donde recorrerá un puesto de observación del batallón español.

Después se desplazará hasta Rachaya al Foukhar donde inaugurará el Quick Impact Proyecto y asistirá a un ejercicio de incidente IED (Artefacto Explosivo Improvisado).

La misión de la ONU en Líbano tiene entre sus cometidos vigilar el cese de hostilidades entre Hezbollah e Israel impidiendo o rebajando cualquier escalada de tensión que pueda producirse en la línea de separación entre Líbano e Israel, la denominada Línea Azul.

El contingente español, que llegó a contar con un máximo de 1.100 militares, se mantiene desde 2012 entre 600 y 700.Desde el inicio de la misión, han fallecido en Líbano quince militares españoles.

El actual mandato, aprobado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para FINUL, expira el 31 de agosto de este año.