EFEMadrid

La mayoría de los grupos parlamentarios de la oposición han coincidido hoy en criticar al fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, por su propuesta de estudiar medidas para evitar filtraciones de sumarios como el del caso Lezo, y han pedido su dimisión por intentar obstaculizar las investigaciones.

Así, la secretaria adjunta del Grupo Socialista, Isabel Rodríguez, en declaraciones en los pasillos del Congreso ha afirmado que Moix debería dimitir "por sus actuaciones y por su implicación en un caso importante de corrupción en nuestro país".

Por su parte, el ex número dos de Podemos Íñigo Errejón ha denunciado la situación de "urgencia democrática" en la que, a su juicio, se encuentra España ante la "rebelión de fiscales que han tenido que plantarse para que nadie les diga cómo tienen que trabajar".

El ahora secretario de Análisis Estratégico de Podemos se ha referido a los fiscales de la región de Murcia, en cuyas casas, ha dicho, "han entrado hasta 3 veces a robarles". "Ya es mala suerte, digo yo", ha señalado en tono irónico.

Errejón ha criticado que el Estado de Derecho esté "amenazado" por un Gobierno que, según él, está "atrincherado en las instituciones" e impide que los profesionales "hagan su trabajo".

Asimismo, el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, ha calificado como "algo vergonzoso" las declaraciones del fiscal jefe Anticorrupción, en las que se ha mostrado partidario de estudiar medidas para evitar filtraciones a los medios de sumarios en proceso de investigación.

Para el diputado de Podemos "matar al mensajero no es la política necesaria para luchar contra la corrupción", más bien se trata, a su juicio, "de proteger a quien investiga".

Desde Ciudadanos (Cs), el diputado Toni Cantó también se ha manifestado en este sentido al asegurar que Moix tiene que "dedicarse a otra cosa" y dejar de "marear la perdiz", y ha defendido que los medios no paguen ninguna sanción por publicar filtraciones de sumarios judiciales.

Por último, el portavoz de Compromìs en el Congreso, Joan Baldoví, ha asegurado que la falta de libertad de información se seguirá produciendo mientras el PP se mantenga "en el poder" y "mientras sigamos teniendo unos fiscales que más parecen estar del lado de los corruptos que de los justos".

Baldoví ha concluido que "el derecho a la información es fundamental" por lo que es partidario "de que no se legislara en ese sentido ahora".