EFESantander

La Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) ha celebrado este miércoles un acto por sus 90 años en el que los cuatro últimos expresidentes de España, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy han recibido una medalla por esa conmemoración de la institución académica.

En el Hall Real del Palacio de La Magdalena han estado presentes Aznar, Zapatero y Rajoy, pero no Felipe González, quien ha recogido esta mañana la medalla, pero ha tenido que marcharse por motivos de agenda.

"La UIMP surgió como un proyecto de Estado y sigue siendo un proyecto de Estado", ha afirmado el rector de la universidad, Carlos Andradas, quien ha agradecido a los exjefes de Gobierno, las personas que, a su juicio, "han construido el país", su "espaldarazo" al proyecto de la institución.

El rector ha considerado que los 90 años de la UIMP es una "ocasión única" para darle un "impulso" a la universidad, que, ha dicho, debe tener un papel "relevante en desarrollo cultural de nuestro país".

González, Aznar, Zapatero y Rajoy protagonizan "España en el mundo ante el futuro", cuatro diálogos con expertos en política exterior, que se están desarrollando este martes y mañana, miércoles, en el Paraninfo de la Magdalena.

Además de los exjefes del Gobierno y el rector, han participado en el acto el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual, además de otras personalidades políticas de la región, y miembros del Ejecutivo cántabro.

Revilla, quien ha recordado que "ha sido presidente con los tres", ha reconocido lo "complicado que es gobernar" y ha considerado que todos los exmandatarios "han puesto lo mejor" para ayudar a crecer al país.

El presidente cántabro ha felicitado a la UIMP por ser un "foro de cultura" por donde ha pasado "la intelectualidad mundial" y ha reflexionado que ya que "nació cuando no existía Cantabria" y la región era una provincia "de las montañas", después de 90 años "nos podemos sentir orgullosos de lo que somos".

En un breve discurso de agradecimiento, José María Aznar ha asegurado que "le gustaría volver en el centenario" de la institución e incluso "en el bicentenario", ha bromeado.

"Soy el más veterano de los aquí presentes, cronológicamente. Biológicamente, es opinable", ha añadido el expresidente, quien ha insistido que es "un gran honor" recibir la medalla de la UIMP.

José Luis Rodríguez Zapatero, quien intervendrá mañana en los diálogos sobre el futuro de España, ha recibido la condecoración con "gratitud" y ha afirmado que la interpreta como "un reconocimiento a la democracia" por parte de una "institución indudable" de España.

"Esa democracia de todos y que ha hecho a España reconocible, admirada y que nos une a todos", ha señalado Rodríguez Zapatero.

También ha querido "extender" el reconocimiento a todos los rectores de la UIMP y ha recordado de forma especial a Ernest Lluch, asesinado por la banda terrorista ETA. "Nos emociona ese recuerdo", ha apuntado.

Rodríguez Zapatero, quien asegura que se siente "intimidado" al hablar de biología con Aznar, terreno en el que "ha reconocido su primacía", ha centrado su discurso en destacar a la UIMP como "centro de pensamiento, debate y reconocimiento" y ha asegurado que es una de las "instituciones indudables de España".

Mariano Rajoy, quien ha cerrado este acto y que mañana también clausurará con su intervención esos diálogos sobre España de los expresidente, también se ha "apuntado a venir a sucesivos acontecimientos" de la UIMP y ha agradecido a la universidad su "respeto a los valores científicos y humanísticos".

El exmandatario ha confesado que hay "dos asuntos que le preocupan" y ha pedido a los asistentes a los cursos de verano que lo discutan. "Quien quiera y deba aportar algo que lo haga", ha reflexionado.

Rajoy ha mencionado la "falta de respeto a la ley" y la mentira, que, según ha afirmado, "cada vez se apropia de nuestra sociedad" y ha añadido que la información veraz "cada vez se produce en menor grado".