EFEBarcelona

La velocidad de transmisión del coronavirus (Rt) en Cataluña se ha acelerado por segundo día consecutivo y hasta situarse en 0,89, lo que compromete la desescalada, si bien el Govern ha asegurado que mantendrá el límite de 10 personas, incluidos niños, en las reuniones de Navidad.

El plan de recuperación de la actividad del Govern, que comenzó el pasado 23 de noviembre con una limitación de reuniones de seis personas, ya preveía ampliarlo hasta 10 personas en la fase tres, que tenía que coincidir con las fechas de Navidad, pero la tendencia epidemiológica apunta a que la desescalada puede ser más lenta de lo previsto en Cataluña.

En todo caso, el Procicat ha aprobado este miércoles el Plan de adaptación de la actividad social de Navidad, que establece que, entre el 24 de diciembre y el 6 de enero e "independientemente del tramo del plan de apertura progresiva en que se encuentre Cataluña", las reuniones sociales deberán estar limitadas a un máximo de diez personas, incluidos los niños.

Además, el confinamiento nocturno se flexibiliza la noche de Navidad y de Fin de Año, que comenzará a las 01,30 horas, y también la noche de Reyes, a las 23,00 horas, mientras que aún no está concretado cómo quedará la movilidad dentro y fuera de Cataluña.

Todo ello en un momento en el que la velocidad de transmisión del coronavirus (Rt) en Cataluña ha acelerado por segundo día consecutivo tras más de un mes de descenso y se ha situado en 0,89, cinco centésimas más que ayer.

Una cifra que compromete el segundo tramo de la desescalada que debía comenzar el próximo lunes y que está condicionado a que la Rt no suba de 0,90.

Cada una de las cuatro fases de la desescalada tiene una duración mínima de dos semanas, pero el Govern ya alertó de que no se pasaría de la actual fase 1 a la 2 el próximo lunes si los datos epidemiológicos no lo permitían, y la realidad es que las cifras no acompañan.

El riesgo de rebrote (EPG), el índice de crecimiento potencial de la pandemia, que bajaba en Cataluña desde el 23 de octubre, ha vuelto a subir por segundo día consecutivo y se ha situado en 210 puntos, nueve más que ayer, mientras que baja ligeramente el número de personas hospitalizadas.

Según los datos epidemiológicos actualizados este miércoles por el Departamento de Salud, el número de personas hospitalizadas por COVID-19 es hoy de 1.674, un total de 44 menos que ayer, de las cuales 449 se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), cinco menos que la víspera.

El repentino repunte desde ayer de la velocidad de contagios (Rt), el indicador que mejor señala la evolución de la epidemia, se registra cuando solo se cumplen nueve días de la reapertura parcial de bares, restaurantes, cines, teatros y gimnasios, y los médicos temen que pueda indicar el inicio anticipado de una tercera ola de la epidemia.

En este contexto, el Departamento de Salud llevará a cabo esta semana un nuevo cribado masivo en ocho municipios de la Región Sanitaria Metropolitana Norte tras haber realizado en los últimos días más de 30.000 pruebas en esa zona, una campaña que ha comenzado hoy en el barrio de Ca n'Anglada de Terrassa.

En concreto, la Generalitat hará test de antígenos y pruebas PCR en Badalona, Santa Coloma de Gramenet, Santa Perpètua de Mogoda, Canovelles, Granollers, Terrassa, Ripollet y Sabadell.

Salud también ha decidido ampliar a siete barrios de la ciudad de Lleida los cribados poblacionales con el fin de detener la transmisión de la covid-19.