EFEMadrid

El jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Miguel Villarroya, ha justificado la retirada de las tiendas que el Ejército había montado ayer en un polideportivo de Sabadell para un hospital de campaña porque "no eran adecuadas" para un espacio interior, razón por la cual se decidió desmantelarlas.

En la rueda de prensa posterior a la reunión técnica del coronavirus, Villarroya ha asegurado que el desmontaje de las tiendas modulares se hizo "en coordinación con la Generalitat" tras comprobar que no eran apropiadas para un recinto cerrado.

Así, al igual que se ha hecho en el hospital de campaña del recinto ferial de IFEMA en Madrid, se sustituyeron por unos paneles desmontables para delimitar las áreas destinadas a los pacientes y los diversos servicios sanitarios del hospital de campaña.

El general Villarroya ha ofrecido el parte diario del despliegue de las Fuerzas Armadas en el marco de la operación Balmis para luchar contra el coronavirus, en la que participan 7.753 efectivos desplegados en 284 localidades de toda España.

La pandemia también llegado a los militares, y son ya 234 los que han dado positivo por COVID-19, de manera que otros 3.194 han tenido que ser aislados, no porque estén también infectados, sino porque al haber estado en contacto con los enfermos se ha optado por su aislamiento como medida de prevención, ha aclarado Villarroya.

Hasta hoy so 3.300 las "instalaciones críticas" sometidas a desinfección dentro de esta operación, ha apuntado también el JEMAD, quien ha contabilizado en 1.831 las residencias de ancianos en las que han intervenido las Fuerzas Armadas.

En el plan de trabajo para este jueves los equipos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se ocuparán de desinfectar las estaciones de tren de Málaga, Granada y Sevilla, 14 hospitales, 24 centros de salud y 138 residencias de mayores.

El general Villarroya ha confirmado que el Ejército prosigue con su "triste" tarea de traslado de cadáveres en Madrid a la morgue instalada en el Palacio de Hielo y al nuevo Instituto Anatómico Forense, en concreto de 116 fallecidos durante el día de ayer.

Entre hospitales y hoteles han sido trasladados en ambulancias militares 101 enfermos leves.

Ha reseñado el jefe del Estado Mayor de la Defensa igualmente el apoyo prestado al Banco de Alimentos de Tenerife y a la Policía para trasladar material requisado a Valencia y Castellón.

Villarroya ha anunciado también el aterrizaje de un avión militar con material sanitario en la base de Torrejón, así como el vuelo de otras dos aeronaves a Alemania para recoger respiradores.

Además del apoyo a los hospitales de campaña de Sabadell (Barcelona) y de la Fira de Barcelona, prosigue el mantenimiento a cargo de militares del hospital del IFEMA de Madrid.

El buque hospital Galicia ya está en Melilla para aumentar sus camas hospitalarios y también ha detallado el general otras labores que prestan las Fuerzas Armadas en colaboración con la Policía y la Guardia Civil, como patrullas fronterizas en Melilla, Pontevedra o Zamora y vigilancia de instalaciones críticas.

Miguel Villarroya ha explicado que no hay ningún buque de la Armada con personal infectado por el coronavirus y sí ha relatado que el relevo de los efectivos de la operación Atalanta, en Yibuti, se ha retrasado tras detectar un positivo en el contingente que se iba a desplazar hasta allí, por lo que se prepara un nuevo relevo.

El jefe del Estado Mayor de la Defensa ha aprovechado su comparecencia para agradecer las "muestras de afecto y cariño" de "toda la población española" hacia los miembros de las Fuerzas Armadas que según ha resaltado "nos estimulan a mantener el esfuerzo en preservar la seguridad y la ayuda a nuestra población".