EFEBarcelona

Laura Borràs será la presidenciable de JxCat en las próximas elecciones catalanas tras arrasar en las primarias del partido con un 75,8 % de los votos, una victoria que supone el refuerzo del sector partidario de un choque más directo con el Estado y de la unilateralidad.

Cumpliendo con todos los pronósticos que la situaban como clara favorita, Borràs se ha impuesto con 2.954 votos a su rival, el actual conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet, que ha sumado 799 votos (20,5 %), mientras que ha habido 145 votos en blanco (3,72 %).

En las primarias de Junts, que arrancaron este pasado viernes y se han alargado durante todo el fin de semana hasta la tarde del domingo, han participado 3.898 afiliados, lo que supone un 76 % del censo total (5.128 afiliados), según ha explicado la portavoz y vicepresidenta del partido, Elsa Artadi.

La propia Artadi ha presentado a Borràs como la "futura presidenta y primera presidenta de la Generalitat de Cataluña", confiando en que el "éxito absoluto" de participación en las primarias se "transformará en una gran movilización en el 14F que permitirá a JxCat ganar las elecciones".

Precisamente entre gritos de "¡presidenta, presidenta!", Borràs se ha marcado como objetivos hacer la "mejor candidatura posible para ganar los comicios" y así "alcanzar la independencia" de Cataluña.

La victoria de Borràs supone un refuerzo del sector partidario de un choque más frontal con el Estado, que da por amortizado el diálogo y que rechaza caer en el "autonomismo", como demuestra su "no" en el Congreso a los presupuestos generales del Estado.

En contraste, Calvet representaba el ala más gradualista dentro de JxCat, aquella que sin renunciar a la vía unilateral hacia la independencia prioriza el diálogo y pone el acento ahora en la gestión desde las instituciones actuales.

Junts clarifica así su propuesta electoral, partidaria incluso de la vía unilateral si es necesario, en contraste con otras ofertas programáticas como las de ERC o el PDeCat, que defienden el diálogo con la Moncloa y el pragmatismo, más aún en un contexto de pandemia.

De hecho, en un mensaje implícito a los republicanos, Borràs ha defendido que no se ha de elegir entre gestión o independencia: "No queremos ni podemos elegir. Queremos poder gestionar la independencia, porque nos permitirá gestionar el país que queremos ser. ¿Independencia? Claro que sí. ¿Gestión? Claro que también".

Pero, tras lanzar un mensaje de "unidad" a su partido, también se ha dirigido al resto de fuerzas independentistas: "Hago un llamamiento a todo el independentismo a sumar para garantizar un Govern nítidamente independentista en Cataluña y un Parlament nítidamente independentista".

"Siempre he dicho que las victorias de partido han de ser victorias de país, sobre todo después del 1 de octubre. Nacimos con el 1-O y hoy hemos puesto otra piedra que lo haga posible en el 14F, porque Junts haremos la mejor candidatura posible para ganar estas elecciones y alcanzar la independencia", ha afirmado.

Y entre todos los agradecimientos, ha querido hacer especial hincapié en "destacar el apoyo de Quim Torra", ya que ella es una de las personas más fieles al expresidente catalán y éste la apoyó desde el inicio cuando presentó su candidatura en las primarias.

"Vuestra fuerza es mi fuerza y ahora toda esta fuerza es la nuestra. La ponemos al servicio de Carles Puigdemont, del espíritu del 1-O, de los presos políticos y de los exiliados, que empezaron este camino, y de este proyecto transversal y de unidad que es nuestro partido. Lo ponemos al servicio del país", ha aseverado.

Elegida la presidenciable del partido, la duda es ahora saber cuál será el papel de Puigdemont, después de que el expresidente catalán renunciara a concurrir a las primarias, si bien sí avanzó que estará en la lista electoral y "liderará" el proyecto.

Fuentes de su entorno lo sitúan con toda probabilidad como posible cabeza de lista "simbólico" por Barcelona, formando 'ticket' electoral con Borràs; además, desde la cúpula de JxCat se recuerda que el reglamento de primarias da margen a la dirección para completar la lista y decidir el encaje de Puigdemont.

A falta pues de conocerse su rol en el 14F, Puigdemont ha felicitado a la vencedora a través de Twitter: "¡Muchas felicidades, Laura Borràs! ¡Gracias, Damià Calvet! Habéis hecho una gran campaña de primarias. Gracias también a los afiliados por haberos hecho vuestro este proceso, que refuerza enormemente el proyecto".

También Torra se ha sumado a esos elogios hacia la que fuera una de las piezas de mayor confianza del expresident cuando Borràs era consellera de Cultura, acompañando su tweet de una foto de ambos en esa etapa: "Querida Laura Borràs, estoy muy y muy contento. Por Cataluña y por la vida. ¡Viva la República Catalana!".

Por su parte, en una intervención previa a Borràs, su rival en las primarias, Damià Calvet, la ha "felicitado" por su "gran victoria", que es la "primera de las victorias que nos tienen que llevar a la independencia".

El conseller de Territorio ha explicado que ha hablado esta tarde con Puigdemont y con el exconseller Josep Rull (quien cumple condena en prisión y de quien fue mano derecha durante años) para "comprometerse a seguir, pasara lo que pasara con el resultado -ha apuntado-. Continuaré poniendo mi esfuerzo y toda mi capacidad de trabajado al servicio de JxCat".

Tras esta primera votación para elegir a la presidenciable, el calendario de primarias tendrá ahora dos votaciones más en el horizonte: a mediados de diciembre, una para elegir las primeras posiciones de la lista; y en tercer lugar se elegirá el resto de la candidatura.