EFEMadrid

El expresidente catalán Carles Puigdemont ha sido descartado este martes como compareciente en la Comisión para la Reconstrucción que se ha creado en el Congreso, lo que ha generado un embrollo entre los grupos y diputados sobre la conveniencia de que asistan europarlamentarios o no.

JxCat anunció por la mañana que el actual presidente del Consell para la República Catalana, huido de la Justicia española, sería uno de sus comparecientes, siempre y cuando así lo avalara el Grupo de Trabajo formado en el seno de la Comisión para analizar la influencias de las políticas de la UE en la superación de la crisis del coronavirus.

El aval no se ha producido a pesar de que Unidas Podemos, ERC, PNV y EH Bildu, al igual que la propia JxCat, han votado a favor por un matiz: si los grupos mayoritarios están a favor de que acudan eurodiputados a la Comisión, Puigdemont, que es eurodiputado, también debe asistir.

Pero PSOE, PP, Vox y Cs, principalmente, se han opuesto a que el expresidente de la Generalitat comparezca ante el Grupo de Trabajo de la UE.

Han tenido que celebrarse dos votaciones, sin embargo: una primera con Puigdemont en el listado y una segunda, sin Puigdemont.

Como la primera se ha rechazado y la segunda ha salido respaldada, JxCat se queda por el momento sin propuesta, aunque el coordinador del Grupo de Trabajo, el diputado del PP Guillermo Mariscal, ha dejado claro a la representante de la formación catalana que podrá plantear una alternativa cuando estime oportuno.

Un total de 22 comparecientes irán a este Grupo dentro de un calendario aún por definir.

El grupo socialista ha incluido siete propuestas en la lista, entre ellas el representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, o el excomisario Joaquín Almunia; y el grupo popular ha fijado cinco: Dolors Montserrat es una de sus comparecientes.

Gracias a Cs acudirá Luis Garicano, y gracias a Más País, el vicepresidente de Los Verdes en Europa, también eurodiputado.

Cuando la diputada de JxCat Mariona Illamola ha expuesto la idoneidad de que fuera Puigdemont, el PP y Vox han expresado su rechazo rotundo, mientras que Cs ha cuestionado la pertinencia de un perfil como el del expresidente catalán.

El diputado popular Mario Garcés ha recalcado que sería "una infamia" que alguien que quiere "destruir" España, explique en el Congreso sus ideas para reconstruirla.

El PSOE ha abogado por elevar a la Mesa de la Comisión, que preside el socialista Patxi López, la propuesta de JxCat con el fin de que certifique su conveniencia.

Puigdemont, al ser prófugo, sería detenido en cuanto pisara suelo español. Además, el expresidente catalán es eurodiputado a pesar de que la Junta Electoral Central no lo acreditó tras las elecciones europeas del año pasado.

Al final, con la mediación del coordinador del Grupo y a instancias de PSOE y de PP, se ha votado por separado una lista con Puigdemont en ella.

Sí ha tenido práctica unanimidad el índice de temas que guiará los trabajos del Grupo de la UE.