EFEBerlín

Los abogados de Corinna Larsen, la antigua amiga del rey emérito Juan Carlos I, sostienen desde la prensa alemana que su clienta está "aliviada" por las investigaciones de la Fiscalía de Ginebra y lamentan las "acciones ilegales" llevadas en su contra en España.

"Ha habido muchas acciones ilegales contra ella para encubrir el sistema fraudulento de gente muy influyente en España", apuntan los representantes legales de Larsen, en declaraciones que publica hoy el diario sensacionalista alemán "Bild".

Según este testimonio, Corinna Larsen habría sido utilizada como "chivo expiatorio" para ocultar unos procedimientos dudosos, mantenidos durante "décadas".

"Bild", el diario más leído de Alemania, dedica como otros grandes medios del país parte de su portada al caso del rey emérito y su salida del país, que califica de "huida". Denomina como "película de suspense" la ruta elegida para llegar a República Dominicana, que reconstruye a través de informaciones de medios españoles.

El rotativo alemán dedica también un espacio destacado a la figura de Corinna, a la que identifica con el apellido que llevó de casada, zu Sayn-Wittgenstein, al que debió el título de princesa.

Recuerda sus orígenes en el "Land" alemán de Hesse, su boda en 2000, en Londres, con Casimir zu Sayn-Wittgenstein y cómo, años después de su divorcio, en 2005, se convirtió en España en la "reina de la prensa del corazón" a raíz de su relación con don Juan Carlos, a lo que siguió su papel en los presuntos negocios turbios objeto de la investigación.

La salida de España del rey emérito y la situación de la monarquía española ocupa igualmente espacios preferenciales en la prensa seria alemana. "Süddeutsche Zeitung", diario de referencia del país, ilustra su portada con una foto de Juan Carlos y sostiene que deja atrás un país que "le ha perdido el gusto" a la monarquía.

Este periódico considera que los españoles llevan años acostumbrados a la larga serie de escándalos y otros asuntos relacionados con el rey emérito. Considera que la "autodestrucción" de Juan Carlos se precipitó a raíz de la cacería de elefantes en Botswana, a lo que siguió la trama en torno a la concesión del tramo del tren de alta velocidad entre La Meca y Medina, en Arabia Saudí.

"Juan Carlos se esfuma, Sofía queda en palacio", titula el diario berlinés "Der Tagesspiegel", en la línea de información y reconstrucción de lo ocurrido de "Süddeutsche Zeitung".

"Juan Carlos I ha ensuciado la monarquía española", titula por su parte la edición digital de "Der Spiegel", el semanario político de referencia de Alemania.