EFEMadrid

Los cuatro concejales de Más Madrid del ala conocida como 'carmenista' han hecho oficial este jueves su escisión del grupo encabezado por Rita Maestre y el lanzamiento de su propia plataforma política, consumando una ruptura que venía gestándose desde meses atrás.

'Recupera Madrid' es el nombre escogido por Marta Higueras, José Manuel Calvo, Luis Cueto y Felipe Llamas para un proyecto que, según han explicado en rueda de prensa, no busca crear "un nuevo partido ni una plataforma electoral", sino definir "una estrategia" basada en "una oposición fuerte" al alcalde, José Luis Martínez-Almeida (PP), y buscar la unión de "todas las fuerzas progresistas".

Las relaciones entre estos cuatro ediles y el resto de miembros del grupo municipal estaban prácticamente rotas desde que, en mayo de 2020, Más Madrid emprendió un proceso para dotarse de una estructura organizativa, del que se desligaron los 'carmenistas'.

Con el anuncio de este jueves se cierra un frente pero quedan cuestiones en el aire, como el encaje que tendrán en la corporación municipal estos cuatro ediles, que han trasladado una consulta a los servicios jurídicos del Pleno para saber si podrán operar como concejales no adscritos.

Los 'carmenistas' han despedido la disciplina del grupo con una abierta crítica a la "oposición inexistente" liderada por Maestre, portavoz de la primera fuerza del consistorio con 19 concejales (incluidos los cuatro ahora independientes), frente a los 15 del PP.

En cuanto a su propósito de propiciar un amplio espacio progresista, los cuatro ediles han asegurado haber entablado contacto, "respetando sus tiempos" y con una receptividad "positiva", tanto con Unidas Podemos como con el PSOE, a quienes ven como actores "clave" de cara a una posible "candidatura de progreso".

"Ni el PSOE, ni Unidas Podemos ni Más Madrid van a ganar las elecciones cada uno por su lado", ha subrayado Cueto, mientras que Calvo ha reconocido que llevará tiempo cerrar las "brutales" heridas abiertas en la izquierda madrileña, sobre todo desde que, en enero de 2019, se crease la plataforma Más Madrid, con Carmena e Íñigo Errejón a la cabeza rompiendo así con Podemos.

Una decisión que, ha admitido Calvo, fue "un error sin el cual, probablemente, hoy Manuela Carmena todavía sería alcaldesa".

Respecto al papel que pueda tener Carmena en esta iniciativa, Calvo ha explicado que conoce la "inquietud respecto de la deriva de Más Madrid" y que la exalcaldesa "comparte, y lo ha dicho explícitamente", la idea de que "el formato de partido está obsoleto".

"Ojalá seamos capaces (...) de articular una candidatura que ilusione a Manuela e incluso la invite a apoyarla y a hacer campaña por ella, pero todavía no estamos en eso", ha indicado el concejal, si bien ha dejado claro que la exregidora está "en otra etapa de su vida".

También es pronto, ha afirmado, para "hablar de liderazgos", un punto que "probablemente, como ocurrió en el caso de Carmena, sea la guinda del pastel".

La noticia no ha cogido por sorpresa a nadie en el seno de Más Madrid y sus reacciones han sido por lo general contenidas, aunque no exentas de reproches.

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha criticado esta escisión porque "no es momento de politiqueos" y los sitúa "fuera del grupo municipal".

Ha asegurado que se han enterado de esta decisión a través de la prensa y ha reconocido que les "ha sorprendido", al igual que ha afirmado que, aunque es "respetable", lo lamentan "porque no está acorde con el momento de la ciudad ni es lo que espera la gente de Madrid".

Por tanto, según Maestre, estos cuatro concejales "abandonan a todos los efectos, tanto de forma interna como administrativa", el grupo municipal.

"Más Madrid está para ganar la ciudad de Madrid para la mayoría social y, a pesar de las pequeñas dificultades como estas, estamos firmes, unidos y tranquilos", ha aseverado Maestre.

Otro concejal de Más Madrid, Jorge García Castaño, ha calificado de "legítima" la decisión sus compañeros, y ha asegurado que no van a ser sus "enemigos" ni van a "pelearse con nadie", aunque ha apostillado que "en este momento de pandemia la gente no está para ciertas cosas".

El portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Pablo Gómez Perpinyà, ha señalado que Almeida estará "un poco más contento que ayer" al consumarse una escisión promovida por "cuatro personas muy concretas" que, "en un momento muy cuestionable", han decidido no aceptar el acuerdo mayoritario de los militantes de Más Madrid sobre las reglas de la organización.

Desde las otras fuerzas de la izquierda, la portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea, Isa Serra, ha opinado que "los errores del pasado no han traído nada bueno para la izquierda madrileña" en referencia a "las rupturas que se hicieron antes de las elecciones autonómicas y municipales".

Y el portavoz socialista en el Ayuntamiento, Pepu Hernández, se ha limitado a exponer su preocupación por el desarrollo de los plenos.

En cuanto a Almeida, ha expresado a Más Madrid su respeto por la situación creada con la "división, escisión o enfrentamiento" en el grupo municipal, y les ha pedido que como cargos electos "miren más a los madrileños que a ellos mismos para que haya buena oposición".