EFEMadrid

Los gobiernos central y vasco sellan este viernes en la Junta de Seguridad del País Vasco nuevas competencias para la Ertzaintza, entre ellas, que pueda hacer vigilancias en los 26 países europeos del espacio Schengen cuando exista una investigación judicial abierta o el futuro control administrativo sobre el vuelo de drones en Euskadi.

Estas dos nuevas atribuciones de la policía autonómica serán aprobadas este viernes en el marco de la Junta de Seguridad, un organismo de coordinación policial entre el Ministerio y el Departamento vasco de Seguridad que no se convocaba desde el año 2017.

La reunión, que se celebra este mediodía en el Ministerio del Interior, estará presidida por el ministro Fernando Grande-Marlaska y el consejero vasco de Seguridad, Josu Erkoreka, y a ella acudirán responsables de ambos departamentos.

Una de las cuestiones más relevantes y que, salvo imprevistos, acordará la Junta de Seguridad, será el nuevo papel la Ertzaintza en el espacio europeo Schengen. Se trata de un compromiso complementario a las "persecuciones en caliente" que desde 2017 puede llevar a cabo la Ertzaintza cruzando la frontera con Francia.

Así, la policía vasca podrá también a partir de ahora practicar vigilancias a personas y colectivos en los 26 países que integran Schenghen en el ámbito de una investigación judicial abierta.

El propio Erkoreka ha explicado en vísperas de la cita este cambio y el que supondrá que los ertzaintzas asuman las labores de control administrativo del vuelo de drones en el País Vasco. Esta nueva competencia irá reflejada en la normativa sobre esta actividad que el Gobierno central está preparando.

La reunión, que se celebrará en Madrid, es la primera tras la última del 14 de junio de 2017 cuando los dos gobiernos sellaron 15 acuerdos para aumentar la colaboración y coordinación entre la Ertzaintza y las fuerzas de seguridad del Estado.

Estos pactos garantizaron el carácter de la Ertzaintza como "policía integral", ya que articulaban su participación en los foros estatales de intercambio de información y en la toma de decisiones policiales y también se amplió su acceso a datos europeos.

Se decidió también la incorporación de la Ertzaintza a la mesa de alerta por terrorismo yihadista del Estado. En materia de delimitación competencial se habilitó a la Policía vasca para llevar a cabo "persecuciones en caliente".