EFEBarcelona

Los nueve líderes del procés condenados a prisión por el Tribunal Supremo saldrán mañana a mediodía de la cárcel tras la concesión de los indultos aprobada por el Gobierno de Pedro Sánchez, mientras el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha redoblado hoy sus llamamientos a acordar un referéndum.

Tras la aprobación de los indultos en la reunión del Consejo de Ministros, la puesta en libertad de los presos se prevé para mañana a las 12 horas, lo que pondrá fin a sus cerca de tres años y medio de encarcelamiento.

Según fuentes independentistas, los excarcelados serán recibidos por miembros del Govern, diputados y militantes, hablarán de los indultos ante los medios de comunicación y se dirigirán a sus domicilios para celebrar la verbena de Sant Joan.

El abogado Jordi Pina ha declarado ante la prisión de Lledoners que los dirigentes independentistas saldrán "sí o sí" a las 12 horas de mañana porque, en caso de que se retrasase la orden del Tribunal Supremo, los encarcelados ya tenían previsto salir igualmente con un permiso penitenciario.

Aunque se mantienen sus condenas a inhabilitación, algunos de los presos indultados, como el presidente de ERC, Oriol Junqueras, el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, o el vicepresidente de JxCat Jordi Turull van a poder volcarse a partir de ahora en sus tareas de partido.

La decisión de conceder los indultos llega en vísperas de la reunión que se comprometieron a mantener Sánchez y Aragonès en la Moncloa antes de que termine este mes de junio, en la que deberán planificar la reactivación de la mesa de diálogo sobre Cataluña.

Desde el independentismo, los indultos han sido recibidos mayoritariamente con satisfacción, aunque también con cautela y apelaciones al Gobierno a resolver el conflicto catalán yendo más allá, con una amnistía y el derecho a la autodeterminación.

Tanto el Govern como las fuerzas independentistas han atribuido además la decisión de Sánchez a la presión europea, después de la resolución aprobada por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa ayer lunes, que insta a España a "considerar el indulto o la excarcelación de los políticos catalanes condenados por su papel en la organización del referéndum inconstitucional" de octubre de 2017.

Tras escuchar a Sánchez, Aragonès ha comparecido en el Palau de la Generalitat, arropado por los 14 consellers del Govern, para ofrecer una declaración institucional en la que ha admitido que los indultos son un paso que "ayuda a generar credibilidad en el camino de la negociación y el acuerdo para resolver el conflicto" catalán, aunque para ello debe cesar "toda la represión" contra el independentismo.

El Govern destinará "todos sus esfuerzos a hacer posible esta nueva etapa en la que la negociación, la política, debe ser el espacio para resolver un conflicto que lleva demasiado tiempo enquistado".

"Es la hora de la amnistía y el derecho a la autodeterminación. Es la hora de un referéndum acordado. Es la hora de la solución que genera más consenso interno, que asegura el aval internacional y que garantiza una cohesión social irrenunciable", ha proclamado.

Según Aragonès, "es el momento de volver a hacer política", para "encontrar una salida acordada que respete la voluntad del pueblo de Cataluña".

Por su parte, la portavoz del grupo de JxCat, Mònica Sales, ha atribuido los indultos "a la presión internacional" y ha negado cualquier tipo de pacto o de negociación de su partido con el Gobierno.

De esta forma, Sales ha salido al paso de las sombras de dudas arrojadas por la ANC, que ha llamado a "reflexionar" sobre los liderazgos del movimiento independentista tras la concesión de los indultos, puesto que "es imprescindible contar con liderazgos efectivos, libres y no condicionados por el chantaje del Estado".

La CUP ha advertido de que los indultos no resuelven "el escenario catalán", ya que "hay más de 3.000 personas" con causas judiciales abiertas "que quedan en la intemperie con esta medida", por lo que ha abogado por "la amnistía y la autodeterminación".

La líder de En Comú Podem en el Parlament, Jéssica Albiach, ha afirmado que detrás de los indultos está el trabajo de su formación, que ha conseguido marcar la agenda pese a ser el socio minoritario del Gobierno.

En cambio, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha anunciado que su partido presentará un recurso al Tribunal Supremo contra los indultos.

En declaraciones frente al Parlament, Arrimadas ha señalado que "una cosa es una decisión discrecional" de un Gobierno y otra "una decisión arbitraria", con "la única utilidad" de que Sánchez "alargue su estancia en la Moncloa".

Este martes a las 19.00 horas, diputados de Ciudadanos, como Nacho Martín Blanco o Anna Grau, y de Vox, como Ignacio Garriga, participarán en una concentración convocada en la plaza Artós de Barcelona para protestar contra los indultos, simultánea a una conferencia del presidente del PPC, Alejandro Fernández.