EFEMadrid

Los indultos a los líderes independentistas que mañana aprobará el Consejo de Ministros suponen un "golpe a la democracia y a la Constitución" para PP, Vox y Ciudadanos y sin embargo se ven como "insuficientes" para el independentismo, que insiste en que la vía es una Ley de Amnistía.

Una vez que el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado que mañana propondrá al Consejo de Ministros aprobar los indultos a los líderes independentistas del "procés" en favor de la concordia y de su "utilidad pública" para avanzar en la solución al conflicto catalán, los dos bloques políticos en favor y en contra de la medida de gracia han endurecido sus posiciones.

De hecho, mientras Sánchez anunciaba los indultos en el Gran Teatro del Liceu de Barcelona ante 300 representantes de la sociedad civil, cerca de 200.000 firmas llegaban al Congreso de los Diputados de manos de los partidos independentistas catalanes para avisar de que la solución no son los indultos, sino la amnistía a todos los encausados por el referéndum del 1 de Octubre de 2017.

Y casi en el mismo momento, los dirigentes del PP, Pablo Casado, de Vox, Jorge Buxadé, y la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, también se dirigían a los suyos para avisar de que no cederán ante estas medidas de gracia, que recurrirán.

"Sánchez aprovecha ese problema causado por el supremacismo de sus socios y el apaciguamiento del PSOE para dar continuidad a su proyecto de cambio de régimen", ha afirmado Casado ante los grupos parlamentarios del PP del Congreso y del Senado convocados a última hora de ayer en la Cámara Baja, con el fin de escenificar la fuerza de los populares contra los indultos.

El líder del PP ha sido contundente y no solo en sus críticas al Gobierno sino también a los empresarios, que en boca del presidente de la patronal, Antonio Garamendi, han apoyado cualquier medida que pueda favorecer una solución al problema catalán.

"Sánchez ha usado una medida de gracia para dar un golpe de gracia a la legalidad", ha incidido tras criticar la puesta en escena de Sánchez en el Liceu como una "ópera bufa" a la que ha asistido una "supuesta sociedad civil rota y débil entregada a un Gobierno con dinero pero sin principios".

El PP ha anunciado acciones en los tribunales y desde Ciudadanos, Inés Arrimadas, también ha avanzado que "los constitucionalistas no se van a arrodillar", "ni ante Sánchez ni ante sus palmeros".

"No lo hicieron en 2017 ni en todos estos años de atrás y no lo van a hacer ahora en 2021", ha advertido desde Barcelona tras criticar que el "único reencuentro" que tendrá Pedro Sánchez en Cataluña será "con los golpistas del procés".

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido en que defenderá la unidad de España, al tiempo que otros barones del PP como el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, han denunciado unos indultos "inútiles" que "van a complicar más la situación en Cataluña".

Vox es otro de los partidos que ha anunciado recursos a los indultos y su portavoz, Jorge Buxadé, ha señalado que "Sánchez ha ido a (Barcelona) volver a arrodillarse ante el golpismo, ante el separatismo, ante la barbarie, la desorganización, el caos y la violencia en las calles".

Lo cierto es que desde el independentismo también reclaman al Gobierno nuevos pasos, esta vez hacia la amnistía y consideran los indultos "insuficientes".

Los indultos "no aportan ninguna solución a una represión que va mucho más allá" de los nueve presos del "procés", ha dicho el presidente del Govern de la Generalitat, Pere Aragonés, que considera que tan solo "corrigen una sentencia del Tribunal Supremo que fue injusta".

También la secretaria general de ERC, Marta Vilalta, hoy en el Congreso de los Diputados para acompañar a Òmnium Cultural y a Amnistía i Llibertat -junto con Junts, PDeCAT y la CUP-, para traer 16 cajas llenas de firmas que piden la amnistía, ha resaltado que "los indultos ayudarán a mejorar el sufrimiento de los presos políticos, pero no termina ahí. La represión seguirá".

En el mismo sentido han coincidido la portavoz de Junts, Miriam Nogueras, del PDeCAT, Ferrán Bel, y de la Cup, Mireia Vehí, que además han afeado que Sánchez haga "teatro y propaganda" en el Liceu, "ante uno de los símbolos de la población más adinerada del país".

Desde el Gobierno la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha añadido en Twitter que "la historia está llena de momentos en los que hay que tomar decisiones valientes" mientras que la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha defendido que los indultos son un instrumento previsto en la Constitución y suponen un acto de perdón.

También las ministras de Podemos, la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, y las ministras de Igualdad y Derechos Sociales, Irene Montero e Ione Belarra, han aplaudido que se avance "para acabar con la judicialización" de la política.

Cataluña en Comú e Izquierda Unida han valorado que se abra una nueva etapa. "Es el momento de coser heridas", ha incidido la portavoz de IU, Sira Rego.