EFEBarcelona

Los nueve presos independentistas han ingresado esta tarde en las cárceles catalanas de Lledoners, Mas d'Enric i Puig de les Basses donde estuvieron internos antes de ser trasladados a Madrid para su juicio en el Tribunal Supremo.

Los exconsellers Oriol Junqueras, Raül Romeva, Josep Rull, Jordi Turull y Joaquim Forn, el exlíder de la ANC Jordi Sànchez y el de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, han ingresado poco después de las 15.00 horas en la cárcel Lledoners de Sant Joan de Vilatorrada, donde está previsto que esta tarde reciban la visita del presidente de la Generalitat, Quim Torra.

A su llegada al centro penitenciario, los independentistas presos han sido aclamados por decenas de manifestantes, que los han recibido con banderas 'esteladas' y pancartas con lemas como "Lo volveremos a hacer".

A través de la ventanilla del furgón de los Mossos que lo trasladaba, uno de los reclusos destinados a Lledoners se ha dirigido a los concentrados, saludándoles con las manos y haciéndoles un gesto con el pulgar alzado.

Poco después de las 15.00 horas, ha ingresado en la cárcel Mas d'Enric de El Catllar (Tarragona) la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, que había llegado a Brians procedente de la prisión madrileña de Alcalá-Meco hacia las 14.00 horas.

Por su parte, la exconsellera de Trabajo Dolors Bassa ha entrado en la cárcel Puig de les Basses de Figueres (Girona) a las 15.45 horas, también procedente de Brians, adonde esta mañana ha sido trasladada desde Alcalá-Meco en una conducción directa.

Una vez en sus respectivos centros penitenciarios, los siete reclusos serán identificados mediante la huella dactilar, se les practicará una revisión médica y podrán llamar por teléfono a sus familiares, según fuentes del Departamento de Justicia.

Posteriormente, se les destinará a las celdas individuales de los mismos módulos en que ya estuvieron ingresados durante los seis meses previos al inicio de su juicio en el Tribunal Supremo y el próximo fin de semana podrán recibir las primeras visitas de familiares.

Los internos seguirán las rutinas previstas para los presos preventivos de sus respectivos centros y podrán participar en las actividades que se lleven a cabo en cada uno de los módulos donde han sido destinados.