EFEPalma

Los reyes han comenzado sus vacaciones en Palma, donde van a estar con sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, alrededor de diez días en los que van a alternar el ocio y el descanso familiar con actividades oficiales.

Al contrario que el pasado año, cuando los cuatro entraron juntos en coche en el Palacio de Marivent en presencia de los medios, esta vez no se les ha visto a su llegada, ni la Casa Real ha dado detalles.

La familia real va a protagonizar varios actos durante su estancia en la isla, aunque la situación sanitaria ha vuelto a suspender la recepción a los representantes de la sociedad balear en el Palacio de la Almudaina y el posado que los cuatro hacen ante los medios gráficos, habitualmente en el recinto de Marivent.

A Felipe VI se le ha visto ya este mediodía embarcar en el velero de la Armada, el "Aifos 500", desde la base de Porto Pi, para participar en la sesión de entrenamiento previa al comienzo este lunes de la Copa del Rey Mapfre de vela en aguas de la había de Palma.

Después de que el pasado año se suspendiera por la crisis del coronavirus, se espera que el monarca tome el timón en varias regatas a lo largo de la semana, para lo que se ha tenido que hacer un test covid como el resto de participantes.

La reina Letizia va a abrir la agenda oficial esta noche en la clausura de la Atlántida Mallorca Film Fest en la capital balear, donde entregará sendos premios a la actriz Judi Dench y al director Stephen Frears.

Es su primera aparición desde la muerte de su abuela paterna, la periodista radiofónica Menchu Álvarez del Valle, el pasado martes a los 93 años en Ribadesella (Asturias), a cuyo entierro no asistió.

Felipe VI se estrenará mañana, lunes, con las audiencias a la presidenta de Baleares, Francina Armengol, y a otras autoridades autonómicas y locales en la Almudaina.

Al día siguiente, mantendrá el despacho en Marivent con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y almorzarán juntos.

A la princesa y la infanta se las verá por primera vez el miércoles en la visita que hagan con sus padres al santuario de Lluc y al centro de interpretación del paraje natural de la Sierra de Tramuntana, en la localidad mallorquina de Escorca.

Es la única cita en la que se les va a ver juntos, aunque no se descarta que puedan hacer una segunda excursión a algún punto de la isla.

El monarca presidirá la entrega de trofeos de la Copa de vela en el recinto de Ses Voltes el 7 de agosto, el último de los actos de los que ha informado por el momento el Palacio de la Zarzuela.

La familia real pretende este año recuperar parte de la normalidad de veranos previos a la pandemia después de que el pasado fuera el más atípico.

A ello contribuyó además la sorpresa que causó el traslado de Juan Carlos I a Emiratos Árabes Unidos por el escándalo de sus presuntos negocios ocultos, lo que se conoció pocos días antes de que los reyes y sus hijas aterrizaran en Palma.

Don Felipe y doña Letizia celebraron por primera vez actos en Mallorca, Menorca e Ibiza para mostrar su proximidad a algunos de los colectivos sociales y económicos más dañados por la pandemia.

Otra novedad fue que no protagonizaron ninguna salida con la reina Sofía.

La madre de Felipe VI se instaló en Marivent hace algunos días, si bien no ha hecho por ahora ninguna aparición pública.

La estancia en Palma será el preludio de la marcha de Leonor de Borbón a Gales para cursar los dos años de bachillerato en un internado privado.

La heredera al trono tiene previsto incorporarse al UWC Atlantic College a partir de la segunda quincena de agosto, puesto que las clases arrancan el día 30 de este mes.