EFEMadrid

Los reyes y sus hijas han iniciado este viernes su estancia de doce días en Palma, un periodo que comienzan sin que la Casa Real o el abogado de don Juan Carlos hayan desvelado el destino del anterior jefe del Estado tras hacerse pública su salida de España.

La incógnita sobre su paradero y el hecho de que sea la primera ocasión en la que se ve a Felipe VI y a doña Letizia públicamente fuera de la Zarzuela desde que se conoció esa noticia, ha motivado que periodistas e informadores gráficos, en un número mucho mayor que en años anteriores, se hayan congregado a las puertas del Palacio de Marivent para dar cuenta de su llegada.

Desde el aeropuerto de Palma, los miembros de la Familia Real se han trasladado hasta Marivent en un mismo vehículo conducido por el rey y en el que la princesa ocupaba el asiento del copiloto.

Detrás viajaban la reina y la infanta Sofía, que han saludado a los informadores desde el interior del coche al igual que han hecho, pero bajando la ventanilla delantera derecha, el rey y la heredera de la Corona.

En el palacio se encuentra desde hace varios días la reina Sofía, a quien los reyes y sus hijas verán por primera vez desde que se comunicase el pasado lunes la salida de España de don Juan Carlos.

La estancia de Felipe VI, doña Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía se prolongará hasta el 18 de agosto y los reyes prevén recorrer Mallorca, Menorca e Ibiza para conocer cómo está afectando la pandemia de coronavirus a diversos sectores de Baleares y reunirse con representantes de diversas instituciones.

Durante el fin de semana su agenda tendrá carácter privado, y la oficial no la iniciarán hasta el lunes, 10 de agosto.

Ese día el rey mantendrá audiencias en el Palacio de la Almudaina con la presidenta de Baleares, Francina Armengol; el del Parlamento regional, Vicenç Thomas; el alcalde de Palma, José Hila, y la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera.

Por la tarde, junto a la reina y sus hijas visitarán la casa natal y museo del beato franciscano Fray Junípero Serra en la localidad mallorquina de Petra.

Será el primero de los actos de Palma en los que estarán acompañados por la princesa y la infanta, que volverán a estar junto a ellos el martes, día 11, en otra visita, la que realizarán al proyecto socio-educativo Naüm.

Dos ocasiones en las que se podrá ver públicamente a los reyes y sus hijas después de que este año, debido a la pandemia de coronavirus, no se prevea el tradicional posado de todos ellos ante la prensa en los jardines de Marivent.

En este palacio tendrá lugar el día 12 el despacho del rey con el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez.

Será la primera vez que aparecerán juntos desde que se anunciara el pasado lunes la salida de España del rey Juan Carlos por la controversia generada por sus presuntos negocios ocultos en el extranjero.

Sánchez calificó de "adecuada" esa salida, elogió al rey por marcar distancias con su padre y defendió la institución monárquica recalcando que no se la está juzgando como tal, sino que se juzga a personas.

El jueves, día 13, los reyes se desplazarán a Menorca para visitar la planta de producción de Coinga, en la localidad de Alaior, y mantener una reunión con representantes de la denominación de origen de queso de Mahón.

Completarán su estancia en esta isla con una visita a la Naveta des Tudons, en Ciutadella, el monumento prehistórico más relevante de Menorca.

Don Felipe y doña Letizia también irán a Ibiza en los últimos días de su estancia en Baleares, donde el recorrido que van a realizar por varias islas, según Zarzuela, es continuación de las actividades desarrolladas durante y tras el confinamiento para apoyar la actividad productiva, proyectos de interés social, la cultura o el turismo.

Se mantiene la incógnita de si antes de que los reyes comiencen el lunes su agenda oficial en Palma se conocerá el destino de don Juan Carlos, a quien desde que se supiera el pasado lunes su salida de España, diversos medios lo han situado en la República Dominicana, Portugal o los Emiratos Árabes.