EFEBarcelona

El alcaldable de ERC al Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, ha "tendido la mano" a todas las fuerzas políticas del consistorio tras erigirse como el vencedor de los comicios municipales en la ciudad, pero ha señalado que "la dignidad, la justicia y la libertad" no son negociables.

Maragall ha conseguido, con el 99,72 % escrutado, 160.493 votos (21,35 %), casi 5.000 más que la hasta ahora alcaldesa Ada Colau, que ha logrado el 20,71 % de los apoyos, aunque ambas listas han empatado con diez concejales y deberán buscar alianzas si quieren gobernar.

"Todos verán nuestra mano tendida, incluyendo los unionistas y los constitucionalistas, para trabajar por el bien de la ciudadanía, pero que tengan claro también que (...) de la dignidad, la justicia y la libertad no nos moverán, no estarán en ningún campo de negociación ni en ningún regateo", ha señalado Maragall en su comparecencia ante la prensa entre gritos de "independencia".

Maragall ha dedicado sus primera palabras al líder de ERC, Oriol Junqueras, en prisión provisional por el 'procés', a quien ha asegurado que el Ayuntamiento de Barcelona "trabajará por la libertad" de todos "los presos políticos y los exiliados".

También le ha garantizado que Barcelona será "la punta de lanza de la conquista pacífica y democrática del derecho a la autodeterminación de Cataluña" y ha indicado que la próxima semana irá a visitar al candidato de JxCat al consistorio barcelonés, Quim Forn, también encarcelado en Soto del Real (Madrid).

Ha explicado que tanto el alcaldable del PSC, Jaume Collboni, como Colau le han telefoneado para felicitarlo y ha expresado su "más especial respeto" hacia la alcaldesa porque, según ha dicho, habrá que hablar sobre el futuro de la ciudad y los objetivos que quedan por delante "de libertad y democracia", así como "de los prisioneros y del retorno de los exiliados".

Ha hecho, además, una "mención especial" a la CUP y ha lamentado que no haya conseguido representación. Ha opinado que "no le parece justo", por lo que "contará" con su líder, Anna Saliente, aunque no sea "en el Ayuntamiento".

Asimismo, Maragall ha señalado que Barcelona tendrá un alcalde de ERC por primera vez desde 1939, cuando "Hilari Salvador tuvo que exiliarse tras aguantar al frente del Ayuntamiento hasta el último minuto y las tropas franquistas estaban a punto de entrar en la ciudad".

Finalmente, ha revelado que lo primero que hará mañana será visitar a su hermano, el exalcalde socialista Pasqual Maragall.