EFEMadrid

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-marlaska, se ha dirigido hoy a los independentistas violentos para transmitirles un mensaje: "Vamos aplicar el Código Penal con toda contundencia". Y les ha recordado que se enfrentan a penas de hasta 6 años de cárcel.

Este mismo mensaje lo ha extendido "a todo el independentismo que actúa fuera de la ley".

Marlaska se ha mostrado tajante en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa tras la reunión del comité de seguimiento de lo que está disturbios que se están registrando en Cataluña tras la sentencia del procés, donde ha vuelto a descartar la aplicación de medidas extraordinarias en la comunidad autónoma y ha elogiado la coordinación de Mossos y Policía Nacional.

Sobre los violentos altercados de esta tarde en la zona cercana a la Jefatura Superior de Policía de Barcelona, ha asegurado que están preparados "los dispositivos necesarios y precisos" para hacerles frente.

El titular de Interior ha exigido de nuevo a las instituciones catalanas y en concreto al presidente de la Generalitat, Quim Torra, una condena "expresa de la violencia y de ese independentismo violento", como "un elemento coadyuvante de importancia máxima" para frenarla.

Se ha referido también a las intenciones de los Comités de Defensa de la República (CDR) de acampar en el centro de Barcelona para dejar claro que los distintos cuerpos policiales, que protegen especialmente todas las infraestructuras críticas, también se harán cargo del centro de la ciudad.

"Podemos considerarlo una infraestructura especialmente protegida, porque no se va a colapsar la vida del conjunto de los ciudadanos de Barcelona", ha prometido.

El titular de Interior ha hecho hincapié en que se están desarrollando los dispositivos programados dentro de los planes operativos y ha desmentido que se haya acordado el despliegue de la Guardia Civil en el área metropolitana de la ciudad condal.

Ha recordado en este contexto que quienes operan en Barcelona son los Mossos apoyados por la Policía Nacional, con un trabajo conjunto "incuestionable", y que es en el Centro de Coordinación donde se toman "las precisas y necesarias para hacer frente a todos los incidentes violentos como sea necesario y preciso".

El Gobierno, ha añadido, está dispuesto a actuar conforme a lo que las circunstancias requieran, dispone de un amplio marco normativo y lo activará según lo exijan las circunstancias.

Preguntado sobre si puede visitarse Barcelona con normalidad, ha apuntado que en unas partes de la ciudad se está viviendo "una realidad complicada", pero ha insistido en que se va a garantizar que la sociedad pueda ejercitar sus derechos y libertades.