EFEBruselas

La secretaria general de ERC y número dos de la lista para el 21-D de su partido, Marta Rovira, mostró hoy en Bruselas su voluntad de crear un "frente común" con la lista liderada por Carles Puigdemont, Junts per Catalunya, con un programa "coordinado", aunque por separado.

Rovira viajó hoy a Bruselas para reunirse con Puigdemont y los cuatro exconsejeros que le acompañan en la capital belga (Clara Ponsatí, Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig) para trazar la "estrategia política" de cara a las elecciones del 21-D, así como la "estrategia jurídica" ante los tribunales de ambos países.

En la reunión, explicó, Puigdemont y los exconsejeros le han explicado "cómo están preparando la estrategia jurídica ante los tribunales", aunque no aportó más información al respecto.

Rovira dijo que "la coordinación política" entre ERC y la ahora Junts per Catalunya, candidatura promovida por el PDeCAT, "siempre ha estado coordinada".

"Evidentemente hay un acuerdo para hacer un frente común a nivel político porque la estrategia política la compartimos y es coordinada", afirmó y defendió que ese "frente común" está "a favor de la democracia, de terminar con el artículo 155, liberar los presos políticos en Cataluña y legitimar lo que han decidido los ciudadanos catalanes".

Rovira subrayó que las elecciones son "un reto democrático", en el que espera "obtener legitimidad para hacer lo que piden la mayoría de los ciudadanos catalanes".

"Las consideramos ilegales, pero con nuestra participación y nuestra convocatoria, con un llamamiento de los ciudadanos a votar, las vamos a legitimar, y tenemos el deber de ganarlas", concluyó.

En los últimos días, también han visitado a Puigdemont los exdiputados de la CUP Anna Gabriel y Benet Salellas, y el presidente y la coordinadora del PDeCat, Artur Mas y Marta Pascal, respectivamente.

Puigdemont y los cuatro exconsejeros que se encuentran en Bruselas comparecerán ante un tribunal de primera instancia de la capital belga el próximo viernes, 17 de noviembre, en el que se decidirá sobre la euroorden de detención europea emitida por España.