EFEMadrid

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha dejado claro este martes que la llamada ley del "solo sí es sí" saldrá adelante aunque el Consejo General del Poder Judicial, que tiene que emitir un informe sobre el anteproyecto, se oponga a algunos de sus ejes.

Montero ha sido así de tajante en el Pleno del Senado al responder a la parlamentaria del PNV María Dolores Etxano sobre los plazos para la puesta en marcha de las recomendaciones del Grupo de expertos en la lucha contra la violencia contra la mujer y la violencia doméstica.

Precisamente, este jueves se reúne el pleno del CGPJ, en cuyo orden del día se ha incluido el anteproyecto de ley integral de libertad sexual, diseñada por el Ministerio de Igualdad y conocida como la ley del "solo sí es sí".

La propuesta de informe redactada por tres vocales cuestionó varios de los ejes del proyecto, desde la definición del consentimiento de la víctima, a que se considere agresión sexual lo que ahora es un abuso.

Montero ha querido aprovechar su intervención para recordar que el texto lleva más de tres meses de retraso, "estancado" en el CGPJ, y para señale que se necesita ese informe para poder seguir tramitándolo.

El órgano de gobierno de los jueces no lo ha emitido aún, pero "sí una nota de prensa en la que ha anunciado que va a oponerse a que el Código Penal pueda poner en el centro el consentimiento y, por tanto, elimine la distinción entre abuso y violación", ha continuado Montero.

Como se acerca el 8 de marzo, Montero ha querido mandar un mensaje: "Si el CGPJ vuelve a hacer como en 2004 en la ley contra la violencia de género y se opone al grito de las mujeres de que no es abuso, es violación, y de que el consentimiento tiene que estar en el centro, el Gobierno hará lo mismo que en 2004: legislar para garantizar que erradicamos todas y cada una de las violencias contra las mujeres por el hecho de ser mujeres".

Respecto a las recomendaciones del grupo de expertos, la titular de Igualdad ha expresado su confianza en que en 2021 estén en marcha todas las herramientas disponibles "para combatir de forma decidida todas las formas de violencia contra las mujeres".

La primera de ellas, la ley del "solo sí es sí"; la segunda, la estrategia nacional de lucha contra las violencias machistas; la tercera, el plan "España te protege contra la violencia machista", con cargo a los fondos europeos y que prevé construir "centros de crisis 24 horas en cada rincón" del país; y la última, sumarse al macroestudio sobre prostitución, trata y explotación sexual".