EFEMadrid

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha trasladado este jueves al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reclamaciones económicas que superan los 15.000 millones, entre la financiación autonómica, los fondos covid y los fondos europeos, y le ha pedido que active la comisión bilateral que recoge el estatuto de autonomía.

En la primera reunión oficial de ambos dirigentes, que se ha celebrado en la Moncloa durante casi dos horas, Sánchez ha trasladado a Moreno su "compromiso" de que "en los próximos meses" se empiece a dialogar sobre este modelo de financiación, pero le ha transmitido que necesitan "voluntad política" y "actitud constructiva" del PP, ha explicado luego la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, en rueda de prensa.

Las reclamaciones económicas de Moreno se basan en el "déficit" que entiende que tiene Andalucía desde 2009 por el actual modelo de financiación, que ha cifrado en 9.651 millones, a lo que se suman otros 1.200 millones de fondos covid y 4.380 millones más a repartir de los próximos fondos europeos.

Las posibilidades para esa "infrafinanciación" del modelo actual podrían pasar, según le ha expuesto Moreno, por la creación de un fondo compensatorio que lo vaya abonando "año a año".

La posición del Gobierno es insistir en que durante los próximos meses se empiece a hablar de una "parte básica", como es la población, del peso de las estructuras de edad, la insularidad o la dispersión, pero reclama al PP que "armonice" su posición dentro del partido, ya que quieren contar con su apoyo cuando esta reforma vaya al Congreso.

En cuanto a los fondos europeos, Moreno ha explicado que han coincidido en que es "una enorme oportunidad" para evitar "la brecha" entre comunidades y ha pedido que se tenga en cuenta el criterio de población, reclamando 4.380 millones para Andalucía.

Moreno también ha abogado por poner en marcha ya la comisión bilateral que recoge el estatuto de autonomía, para que se puedan tratar "todos los asuntos pendientes", pero especialmente ahora esos fondos europeos, con un "diálogo constante".

El Gobierno no tendrá "ningún problema" en reunirla "cuando las agendas lo permitan y cuando lo solicite Andalucía u otra comunidad", ha garantizado Montero, quien cree que Moreno se equivocaba cuando pidió el martes una mesa similar a la que se promueve con Cataluña.

En el decálogo de propuestas que ha dado a Sánchez (en realidad es un documento con 68 puntos), se incluyen peticiones para corregir las "gravísimas carencias" en infraestructuras ferroviarias en Andalucía, la reclamación de un plan de empleo para Andalucía, que se prorroguen los ERTE o que el Gobierno intensifique la negociación con el Reino Unido para los corredores turísticos seguros.

Moreno ha defendido en todo momento "el peso" de Andalucía y ha manifestado que no quieren estar "por debajo de nadie, ni Cataluña, ni Madrid, ni el País Vasco, gobierne quien gobierne", algo por lo que van a "luchar y pelear" constantemente.

La reunión, que ha sido "cordial" por ambas partes, se ha dilatado en el tiempo (Moreno fue investido en enero de 2019) "por cuestiones derivadas de la pandemia" y por las convocatorias electorales, según ha explicado la portavoz Montero, quien ha informado de que Sánchez ha trasladado su "compromiso firme" con las comunidades.

"Andalucía puede sentirse satisfecha por el compromiso del Gobierno de España estos meses", ha manifestado Montero, quien ha subrayado que se han transferido más de 4.100 millones.

En materia de inmigración, ambos presidentes han compartido "la preocupación por esta materia", y Sánchez ha expuesto a Moreno "los recursos" que se han transferido, "básicamente para la atención de menores no acompañados", ha agregado.