EFEBarcelona

El exconseller Carles Mundó, condenado por desobediencia en el caso del 'procés', ha asegurado este martes que la sentencia del Supremo "no se sostiene por ningún sitio" y es "la forma más torpe de encarrilar una cuestión política", porque "condena por sedición sin violencia y por malversación sin gasto".

En una entrevista a Catalunya Ràdio, el extitular de Justicia de la Generalitat ha señalado que el fallo del Supremo no tiene "lógica jurídica" más allá de "la voluntad de castigo y venganza" con el objetivo de "reprimir una idea legítima como la independencia".

Mundó, jurista de profesión, ha denunciado que la sentencia se basa en "un relato lleno de falsedades y distorsionado de la realidad" y ha criticado que, pese a la condena por malversación para cuatro exconsellers -Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raül Romeva y Dolors Bassa-, "no ha quedado acreditado que hubieran gastos destinados al referéndum".

Además, en su opinión, el Supremo "ha dado una buena colleja a la Guardia Civil y la Fiscalía" al descartar el delito de rebelión, "tan doloroso y que ha mantenido durante meses prisiones injustificadas y ha comportado la suspensión de cargos públicos".

En cuanto al cumplimiento de las penas, Mundó ha instado a "quitar el foco del reglamento penitenciario" para "hacerles un favor a los presos" porque, ha dicho, de lo contrario "tensionaremos e incomodaremos a los profesionales y les haremos tener miedo de tomar decisiones que tomarían en condiciones normales".

Por eso, ha recalcado, "generar expectativas es jugar con un material muy sensible" porque "cuanto más portadas de diarios de Madrid y más forme parte de los discursos de los políticos que quieren que se pudran en prisión, más difícil se lo pondremos".

Por otro lado, ha admitido que es "evidente" que actualmente "es imposible que haya un referéndum pactado" de autodeterminación, por lo que ha abogado por trabajar para que el independentismo "continúe creciendo" y lograr "una mayoría transversal e inapelable".