EFEVitoria

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha hecho un llamamiento a la unidad de todas las organizaciones políticas, sociales, económicas y sindicales, "por encima de cálculos partidistas", para forjar un "escudo" que proteja a los ciudadanos, y para ello ha considerado necesario que todas las instituciones tengan unos presupuestos "alineados para salir de la crisis" provocada por la covid-19 y ha asegurado que su partido negociará "con la mejor voluntad del mundo" los Presupuestos Generales del Estado.

Ortuzar ha hecho pública una comunicación política desde la campa vitoriana de Foronda, donde el último domingo de septiembre se celebra anualmente el Alderdi Eguna, suspendido este año, el del 125 aniversario del partido, por la pandemia de covid-19.

Frente a una campa completamente vacía y bajo una ikurriña a media asta en recuerdo de las víctimas de la covid-19, que ha sido izada a los acordes del "Agur jaunak", Ortuzar se ha comprometido a elaborar "los mejores Presupuestos vascos posibles para hacer frente a la crisis", y a negociar "con la mejor voluntad del mundo los Presupuestos Generales del Estado para que vayan también por la senda correcta".

"Por encima de cálculos partidistas o de alineamientos ideológicos, debemos anteponer las necesidades más apremiantes de la ciudadanía, y para satisfacerlas es preciso que todas las instituciones tengan presupuestos alineados para salir de la crisis. Ahí van a encontrar al PNV", ha asegurado Ortuzar, acompañado en el acto por los miembros del Euzkadi Buru Batzar (EBB) y de los consejos territoriales del partido.

Según ha resaltado Ortuzar, para salir de esta grave situación lo que se necesita "es unidad y responsabilidad, cada cual en su ámbito", para llevar a Euskadi "al camino de la recuperación y el progreso, y más cuando vienen intensas jornadas de trabajo, de lucha contra el virus en diversos frentes".

"Los primeros, cómo no, quienes ostentamos responsabilidades políticas o cargos institucionales, pero también los sindicatos y las organizaciones económicas. También los medios de comunicación y los creadores de opinión. Necesitamos más el diálogo y la concertación que la pancarta y la confrontación. Más que huelgas y reivindicaciones tenemos que hacer reafirmaciones: reafirmar nuestro compromiso para construir una sociedad justa y sana, con unos servicios públicos de calidad, una buena sanidad, una buena educación y una buena atención social", ha señalado.

También ha reafirmado su compromiso con el autogobierno vasco, "como garante de todo lo anterior, como auténtico escudo protector contra cualquier agresión o amenaza que se presente”, y ha dicho que su partido trabajará para que en la Comisión Mixta de Concierto se acuerde "un nivel suficiente" de capacidad económica para las instituciones vascas (Gobierno, diputaciones y ayuntamientos).

El presidente del EBB ha explicado que el propósito del encuentro era “mantener viva, prendida, la llama del compromiso de este partido con este País y con su futuro”. “Esa llama -ha añadido mientras señalaba un pebetero encendido- nos acompaña hoy para expresar la unión del Partido Nacionalista Vasco con nuestro pueblo en estas horas tan trascendentales y complicadas, para ratificar nuestra adhesión al proyecto nacional vasco y para decirle a toda la sociedad vasca que estamos aquí, en pie y manos a la obra, para sacar a Euskadi adelante”.

"Si somos un partido de gobierno y estamos en las instituciones, es porque somos el partido de la gente y estamos ahí para hacer realidad los deseos de la gente. Y somos conscientes de que a día de hoy las percepciones, las sensaciones, las expectativas y sobre todo las vivencias de la gente son más de preocupación que de confianza, más negativas que positivas, más de insatisfacción que de calma. Es lógico”, ha agregado.

Ortuzar ha reconocido que la decisión de suspender el Alderdi Eguna resultó especialmente dolorosa el año que el PNV celebra su 125 aniversario, pero ha dicho que el acto fue cancelado "por responsabilidad", al igual que se ha aplazado la Asamblea General del partido en la que se procederá a la renovación de EBB, cuya celebración ha fijado para mediados de diciembre.