EFEPamplona

Un centenar de personas se ha concentrado este jueves ante el Ayuntamiento de Pamplona para rechazar la "creciente proliferación de discursos de odio" y en protesta por las declaraciones del alcalde, Enrique Maya, que vinculan el aumento de la inseguridad ciudadana con los menores extranjeros no acompañados.

Convocada por la organización "SOS Racismo Nafarroa" con el lema "Arrazakeria da/ Es racismo", la concentración ha reunido a decenas de personas que sostenían en sus manos carteles con la fotografía del alcalde y su frase "Casi todas las personas que cometen delitos no son nacidas aquí".

Al respecto, una de las participantes mostraba un papel con la frase "Maya no nació aquí", en referencia a su origen navarro pero nacimiento en Uruguay, mientras que otra portaba la frase "Alto al discurso de odio", junto a carteles con la mano negra que sirve de logotipo a SOS-Racismo.

Tras varios minutos en silencio, representantes del colectivo convocante han leído un comunicado en el que en euskera y castellano han anunciado su intención de "hacer frente a cada palabra de odio y lo vamos a hacer con toda la dignidad que intentáis arrebatarnos, creando redes, construyendo la vida en los márgenes, desenmascarando las distintas formas de discriminación y opresión que se articulan desde ahí arriba".

Así, han apuntado a las declaraciones de Maya pero también a las actuaciones de otros alcaldes y cargos navarros, porque "esto viene de lejos. Llevamos años normalizando, como sociedad, la utilización del lenguaje de guerra cuando se habla de migraciones, vinculando hechos delictivos o intolerables al origen y racialización de las personas, etiquetando y problematizando la diversidad".