EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha autorizado hoy a la Universidad Camilo José Cela a digitalizar su tesis para que quien lo desee acceda a ella a través de internet, una decisión que ha adoptado para hacer frente a la "campaña de desprestigio" que cree que han orquestado PP y Cs contra él.

Los dos partidos han registrado en el Congreso una petición de comparecencia de Sánchez tras las dudas sobre esa tesis que sembró ayer ante el pleno de la Cámara el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y ante las que varios medios han publicado informaciones en las que acusan al jefe del Ejecutivo de plagio.

A primera hora de la mañana Sánchez salió al paso de esas acusaciones asegurando que es "rotundamente falso" que copiara su trabajo doctoral y anunciando que, "salvo que medie rectificación de la información publicada", emprenderá acciones legales en defensa de su honor y dignidad.

Pero para despejar cualquier duda, decidió posteriormente autorizar a la Universidad en la que hizo la tesis a que la publique en internet para que todo el mundo que lo desee pueda acceder a ella, algo que está previsto que ocurra a partir de mañana.

Sánchez, a través de las redes sociales, ha expresado su orgullo por la tesis que realizó, ha reivindicado la labor docente, ha negado cualquier irregularidad y ha considerado que lo que está ocurriendo tiene dos muñidores.

"El problema es que quienes gobernaban hace cien días no han asumido que hoy son oposición. Ambos", precisa en referencia a los partidos liderados por Pablo Casado y Albert Rivera.

Y recalca: "A falta de un proyecto político sólido y ante la ausencia de propuestas que convoquen a la mayoría social del país, el conservadurismo y el neoconservadurismo se han unido en una campaña de desprestigio hacia mi persona. No asumen que perdieron la moción de censura".

A su juicio, PP y Cs han cruzado "todas las líneas rojas", y asume que no sabe por qué se sorprende por ello ya que esos partidos le han llamado "aliado de ETA" y el "mejor abogado del independentismo".

Partido Popular y Ciudadanos han defendido la necesidad de que Sánchez dé explicaciones, y el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, ha sido el encargado de anunciar que su grupo se sumaba al de Albert Rivera en el Congreso para pedir la comparecencia del presidente del Gobierno por este asunto.

García Egea, que ha considerado que el Ejecutivo "se cae a pedazos", ha criticado que Sánchez aún no haya dado "la cara" y, por ello, cree que es el momento de solicitar esa comparecencia urgente para que haya "máxima transparencia".

Por su parte, Rivera opina igualmente que Sánchez debe dar explicaciones en el Congreso en lugar de "señalarles con el dedo", en referencia al rifirrafe que protagonizaron ayer en la sesión de control de la cámara a cuenta de este asunto.

Frente a las petición de PP y Cs, Sánchez no solicitará comparecer a petición propia, según ha informado la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

"¿Es que tiene que comparecer un presidente acerca de su tesis doctoral de tantos años colgada en el sistema Teseo (...) porque las derechas quieran hoy no decirle a España que se han puesto de perfil ante la dictadura?", se ha quejado en el día en que PP y Cs se han abstenido en la convalidación del decreto para la exhumación de los restos de Francisco Franco.

Esta mañana, Sánchez ha mantenido también una conversación telefónica con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en la que éste le ha recomendado hacer pública su tesis para despejar dudas y no dar excusas a Pablo Casado.

Que se acceda a ella a través de internet hace para Podemos que hace innecesaria la comparecencia del presidente del Gobierno.

También ERC, por boca de Joan Tardà, ha asegurado que no hará "el juego" a Ciudadanos y ha calificado de "anecdótica" esta polémica.

Entre las acusaciones de que ha sido objeto Sánchez se encuentra que su tesis sobre Diplomacia Económica fue redactada por el economista Carlos Ocaña, mano derecha del exministro socialista Miguel Sebastián.

Ocaña, en un comunicado remitido a Efe, ha negado cualquier autoría total o parcial de ese trabajo y ha explicado que, tras finalizarse la tesis, colaboró con Sánchez en la publicación de un libro que está basado en ella.

A lo largo de la jornada se han sucedido declaraciones de ministros y presidentes autonómicos del PSOE apoyando a Sánchez y justificando su anuncio de acudir a los tribunales en defensa de su honor si no hay una rectificación de las acusaciones de que ha sido objeto.

Por su parte, la directora de la tesis cuestionada, Isabel Cepeda, ha afirmado que el presidente "no recibió ningún trato de favor" y que "le dedicó tiempo" a la investigación.