EFESan Fernando de Henares (Madrid)

El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, coordinador del dispositivo policial para impedir el 1-O, ha asegurado que el mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero estaba "completamente alineado con los argumentos de los que habían convocado el referéndum".

Esa es la principal impresión que tuvo Pérez de los Cobos de la actuación el 1-O de Trapero al frente de los Mossos, según ha manifestado en su declaración como testigo en el juicio en la Audiencia Nacional, en el que el mayor se enfrenta a 11 años de cárcel por un delito de rebelión.

En su comparecencia, primer testimonio que se escucha en este juicio tras la declaración del exjefe de los Mossos, Pérez de los Cobos, ha puesto también en duda el plan de detención del expresidente catalán Carles Puigdemont que esgrimió Trapero en su declaración, como prueba de su disposición a hacer cumplir la ley.

El coronel ha manifestado que tiene "muchas dudas" de que los Mossos d'Esquadra hubiesen sido los destinatarios de una orden judicial para Puigdemont dada la desconfianza que había hacia ese cuerpo policial tras el 1-O.

Tal y como hizo cuando declaró en el "procés" en el Tribunal Supremo, Pérez de los Cobos ha vuelto a relatar, a lo largo de cuatro horas, sus desavenencias con Trapero desde que la Fiscalía Superior de Cataluña acordó designarle coordinador del dispositivo policial para el cumplimiento de las instrucciones dictadas por ese órgano para frenar el referéndum.

En una primera reunión en la Fiscalía Superior, celebrada el 21 de septiembre, Trapero manifestó que su nombramiento le parecía una injerencia en las competencias de los Mossos y advirtió de que no iba a consentir que Pérez de los Cobos ejerciera ninguna autoridad sobre la Policía autonómica.

El fiscal superior José María Romero de Tejada, fallecido meses después, le explicó entonces que se trataba de una labor de coordinación, "no de mando", y que eso no ponía en duda las competencias de la Policía catalana.

Tras esa reunión, el fiscal le entregó a Pérez de los Cobos el plan de actuación para el 1-O elaborado por los Mossos y que le había dado Trapero y, tras estudiarlo, habló con Romero de Tejada de la "no idoneidad" de ese plan, "que parecía más orientado a cubrir un evento legal, unas elecciones, que a lo que se había ordenado, que era impedir una actividad ilegal".

El 25 de septiembre, Pérez de los Cobos llamó a una reunión de coordinación y ya entonces no compareció Trapero, que mandó en su lugar a su segundo, el comisario Ferran López.

Desde ese momento, Trapero no acudió a ninguna de las reuniones de coordinación convocadas por él, si bien sí lo hizo a las convocadas en Fiscalía.

El coronel ha querido dejar claro, que pese a las reticencias del mayor, él no tuvo ningún mando sobre los Mossos d'Esquadra, y ha añadido que si lo hubiera tenido lo primero que hubiera hecho hubiera sido apartar a Trapero porque estaba "permanentemente poniendo palos en las ruedas".

"Los que antes me hacían de menos ahora pretenden hacerme de más y arrogarme una función de mando que no me correspondía", ha enfatizado antes de rechazar la teoría que circuló de que él el 25 de septiembre bendijo y avaló el plan de los Mossos d'Esquadra para el 1-O.

Sobre la reunión extraordinaria de la junta de seguridad del 28 de septiembre en la Generalitat ha relatado que, ante la insistencia del que fuera presidente de Cataluñal, Carles Puigdemont, y del conseller de Interior, Joaquim Forn, de que lo importante era mantener la convivencia ciudadana, él mismo les dijo que lo más fácil para eso sería desconvocar el referéndum.

Puigdemont le respondió que él sabía lo que tenía que hacer, ha añadido Pérez de los Cobos, a quien sorprendió que Trapero no pidiera al president que desconvocara la consulta, algo que el mayor ha asegurado en el juicio que sí hizo.

Por eso ha considerado que Trapero estaba en esa reunión "completamente alineado con los argumentos de los que habían convocado el referéndum".

En esa misma reunión, según el testimonio del coronel, Puigdemont expuso que se encontraban todos allí "para definir los criterios de la Policía Judicial", algo, que según Pérez de los Cobos, ningún político puede hacer, pero es que además se trataba del que había convocado el referéndum.

"Es como si el pirómano le dice a los bomberos cómo hay que apagar un incendio", ha comparado Pérez de los Cobos.

A lo largo del interrogatorio al que le ha sometido el fiscal Miguel Ángel Carballo, Pérez de los Cobos ha desvelado también que si en un principio tenían la confianza de que los Mossos iban a actuar para impedir el referéndum, a partir de esas reuniones empezaron a albergar cierta desconfianza "que se fue acrecentando por esa actitud renuente", sobre todo por parte de Trapero, si bien ha asegurado que "nunca pensamos que se llegaría a ese nivel de inacción".

Según ha explicado, se barajaban tres hipótesis sobre la actitud de los Mossos: una que contemplaba la colaboración, otra la pasividad y la tercera el obstrucionismo.

"Pensamos que se moverían entre la primera y la segunda, pero nos equivocamos, se movieron entre la segunda y la tercera", ha lamentado.

En esta línea, ha censurado el plan de los Mossos para el 1-O que, "más que pautas, contemplaba pistas" para que los convocantes del referéndum "hicieran lo que tenían que hacer a fin de evitar que se cerraran los colegios".

Mientras nadie sabía cuándo y cómo iban a actuar los 6.000 policías y guardias civiles que intervinieron en esa jornada, "todo el mundo supo con antelación" lo que iban a hacer los Mossos. "Alguien procuró que se supiera", ha sugerido.

Y es que, según el testigo, el dispositivo que estableció Trapero para el 1-O tuvo varios elementos que fueron "ineficaces", "perversos" e "inapropiados", como los binomios en cada punto de votación, un número de efectivos "insuficiente" o un "sistema de generación de refuerzos laberíntico", o que no se activaran a las unidades antidisturbios.

Por eso, ha definido la actitud de los Mossos como "vergonzante, resignada e, incluso, complaciente".

Pérez de los Cobos continuará mañana declarando, esta vez en respuesta a las defensas después de que hoy el fiscal haya concluido su interrogatorio. EFE

na.so.jf/agc

(foto) (vídeo) (audio)