EFEMadrid

Unidas Podemos ha forzado al Gobierno a retratarse ante la actuación de las autoridades marroquíes en la valla de la frontera con Melilla y ha pedido que el Congreso guarde en el pleno un minuto de silencio por los muertos en esta avalancha que se ha cobrado la vida de 37 personas según las ONG.

"Estamos seguro que habrá comparecencias a petición propia, el tema tiene suficiente gravedad", ha dicho el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, en rueda de prensa después de que la mayoría de los socios parlamentarios del Congreso hayan solicitado la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Echenique ha restado importancia a que la ministra de Igualdad, Irene Montero, no respondiera ayer en el Consejo de Ministros a las preguntas de los periodistas y ha señalado que "a veces ocurren estas cosas...y no es la primera vez", pero ha dejado claro que el Ejecutivo debe investigar este suceso y esclarecer si hubo actuación de gendarmes marroquíes en suelo español.

"Nuestro país no puede tolerar en una democracia avanzada tantísimos muertos en las frontera", ha recalcado al tiempo que ha explicado que pedirá en la reunión de la Junta de Portavoces que el pleno del Congreso guarde un minuto de silencio por las muertes de estas personas de origen subsahariano.

Ha considerado que es una cuestión de humanidad que el país exprese colectivamente el dolor y el luto por esas muertes...en la sede de la soberanía".

Podemos ha recalcado que el Ejecutivo habla de un "asalto a la valla violento sin que haya habido una investigación independiente y demostrable" y su portavoz ha puntualizado que también se señalan a las mafias cuando "está por ver las capturas de algún miembro" de esas organizaciones.

Para Echenique, más allá de las relaciones de España con Marruecos "no puede haber un acuerdo migratorio en el que se acepte como normal que mueran masivamente personas en la frontera. Sería inaceptable frente a los derechos humanos".