EFEMadrid

Podemos ha tomado hoy impulso en Madrid en su acto central de campaña con una asistencia masiva de simpatizantes -más de 11 mil personas, según la organización- y con el 'tirón' que ha demostrado tener entre ellos la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Colau ha arropado hoy a Pablo Iglesias en este mitin en La Caja Mágica, en el que la alcaldesa de Barcelona y el candidato de Podemos a la Presidencia han apelado a la fraternidad y a construir juntos un futuro común, poniendo así en valor las alianzas territoriales de la formación morada con otras fuerzas políticas en Cataluña, Galicia y Valencia.

"Madrid puede volver a ser nuestra capital", ha dicho Colau ante un pabellón que ha roto en aplausos cuando ha asegurado que se siente como en casa "en el Madrid valiente, digno, de las mareas, el que paró la privatización de los hospitales".

Colau ha defendido la necesidad de "recuperar" a Madrid como la capital de la fraternidad, de la cooperación, de la escucha y del derecho a decidirlo todo, y poco después Iglesias ha cogido el testigo para defender su proyecto de "país de países", en el que se reconozca la plurinacionalidad y diversidad de España.

"Te queremos Ada", gritaban desde las gradas e Iglesias ha seguido también esa consigna al abogar por un país en el que "Madrid le pueda decir Ada Colau t'estimo molt", "en todas las lenguas" y "al mismo nivel".

"Yo soy español y me encanta abrazar a quien se siente catalán, a quien se siente vasco, gallego o andaluz, para construir un proyecto juntos. Lo decimos en Madrid y en todas partes y queremos que lo diga también la Constitución", ha exclamado.

Iglesias, que no ha podido contener las lágrimas emocionado al final del mitin, ha insistido en que España no se merece "volver al pasado" y ha advertido a los "señores de lo viejo" de que Podemos va a ganar las elecciones porque "este país no puede quedarse atrapado en el pasado". "Váyase a casa, señor Mariano Rajoy", ha exclamado.

"No queremos un país de bajos salarios y políticos corruptos que llegan a acuerdos con grandes empresarios en los palcos de los campos de fútbol. Esos son ustedes", ha dicho tras aplaudir que "las gentes corrientes estén tomando las riendas de la política como ha ocurrido con Ada Colau en Barcelona y otras alcaldías del cambio, como Madrid, Cádiz, A Coruña o Zaragoza.

Tras dirigirse a los "partidos del turno" para destacar que Podemos no sólo ha demostrado ya en estos ayuntamientos que puede ganar, sino también que puede gobernar mejor, Iglesias ha subrayado de cara al 20D que "esto no va de ponerse corbata o de quién lleva la chaqueta más cara, esto va de otra cosa", de la gente corriente que ya está haciendo política.

A quienes "se ponen nerviosos", insultan o gritan, el líder de Podemos les ha avisado: "Con sonrisas, con pedagogía, con mucha dulzura, con mucha calma, con ternura, les decimos que vamos a ganarles a ustedes las elecciones, señores de lo viejo".

El mitin de Podemos en La Caja Mágica ha coincidido este domingo con los actos electorales que PP y Ciudadanos han celebrado también en Madrid y, por si alguien caía en la tentación de entrar en una guerra de cifras, ha sido el jefe de campaña y número dos del partido, Íñigo Errejón, quien ha querido marcar las diferencias.

Errejón ha presumido de que Podemos no tiene que pagar autobuses para llenar sus mítines como si hacen otras fuerzas políticas.

"Otros -ha dicho- pagan autobuses y regalan banderitas" mientras los voluntarios y simpatizantes de Podemos se traen sus banderas y pancartas hechas en casa.

"Hay algunos que tienen electorado, otros tenemos ciudadanía comprometida y pueblo, esa es la diferencia entre nuestros mítines y el resto de actos. Esa es la diferencia entre votar y hacer patria, entre votar a los de siempre y elegir un país con nosotros", ha enfatizado.

Y al igual que Iglesias, ha aludido también a los "partidos del turno" cuando ha hablado del debate de mañana entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, a quienes ha dicho: "No os preocupéis, hay sitio en la oposición para los dos".