EFEMadrid

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, ha rechazado reformar el reglamento del Congreso para permitir el uso de las lenguas cooficiales en la Cámara Baja, ya que considera que la prioridad es "garantizar el uso del castellano en Cataluña o las islas Baleares".

"En eso debería estar empleándose a fondo el Gobierno de España y no en ceder ante los independentismos en cuestiones que no van a arreglar para nada el día a día de una familia española, un autónomo español o un empresario", ha declarado a los medios en el Congreso de los Diputados.

El grupo socialista en el Senado apoyó este miércoles una iniciativa de JxCAT para usar sin restricciones el catalán, el gallego y el euskera en toda la actividad parlamentaria de la Cámara y no solo durante los debates de mociones en el pleno.

En el caso del Congreso de los Diputados, JxCAT y el PDeCAT han abogado por presentar una propuesta conjunta con los partidos independentistas catalanes (ERC y CUP) además de con el PNV, EH Bildu o el BNG, y plantean poder registrarla en próximas fechas.

La portavoz del PP en el Congreso opina que la posibilidad de usar otras lenguas cooficiales no es un problema porque "hay una lengua oficial que hablamos todos, los 350 diputados", que es el castellano.

"El problema que tememos es un Gobierno que escapa del control parlamentario, es una auténtica vergüenza cómo ningunea un Gobierno en minoría parlamentaria al Congreso de los Diputados", ha dicho.

En la sesión de control del pasado miércoles sólo acudieron seis de un total de 22 ministros, dejando sin responder la mitad de las preguntas planteadas por los grupos.

Ciudadanos anunció que iba a solicitar a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que "ampare los derechos de la oposición" y traslade al Gobierno que ha de acomodar "su agenda" a la Cámara y no al revés.

En la misma línea, Gamarra ha anunciado que el PP va a elevar una queja a la Mesa "para que se pida al Gobierno que cumpla con su obligación: comparecer en la Cámara y someterse al control de las fuerzas parlamentarias".

"No podemos tener un Gobierno que a través del filibusterismo huye del control buscando máximos poderes con mínimos controles, máximos poderes que no le han dado los españoles, ya que es un PSOE que está liderando un Gobierno con sólo 120 diputados", ha denunciado.

Además, Gamarra ha comentado que los asuntos que se tratan en el Congreso de los Diputados "deberían estar en sintonía con los problemas reales de los españoles", y ha mencionado el precio de la luz, la cesta de la compra y los ertes.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, ha dicho que la competencia de la Cámara es "velar por la imagen del poder legislativo, que los ciudadanos aprueben la tarea del poder legislativo".

"La imagen como las del banco azul que vimos ayer no contribuyen a nada y crean desafección", opina.