EFEValencia

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado este lunes que solicitará formalmente al Gobierno la transferencia de la gestión de las Cercanías, y ha reivindicado que la reforma de la financiación autonómica "toca ahora" y no puede esperar más.

Durante el Debate del Estado de la Comunidad Valenciana, Puig ha afirmado que quieren gestionar las Cercanías para mejorarlas, y aunque ha reconocido que será "un proceso largo", ha asegurado que la voluntad del Gobierno valenciano es "irreversible".

En este sentido ha avanzado que el proceso se iniciará antes de finalizar el año, y ha reclamado que la transferencia de servicio de las Cercanías, se haga "con la garantía de los recursos humanos, materiales y financieros".

En un discurso que ha durado una hora y media, el president de la Generalitat ha considerado urgente "propiciar una España con una financiación justa, más sensible con la diversidad, comprometida con la cogobernanza, superadora de estructuras radiales, con el sector público descentralizado, y con juego limpio fiscal".

"No puede ser que el perímetro de la M-30, que solo tiene 32 km, oculte a una España que tiene 7.526 kilómetros de perímetro costero", ha manifestado, y ha defendido que la Comunidad Valenciana quiere "una España polifónica, más integradora, más cohesionadora y más justa", que "evite las asimetrías que generan divergencia y la divergencia que engendra injusticias".

En este sentido, ha reivindicado que la reforma de la financiación autonómica "toca ahora" y no puede esperar, aunque ha valorado las mejoras y avances que ha habido con el actual Gobierno.

Durante su discurso, Puig ha anunciado una nueva flexibilización de las restricciones vigentes para frenar los contagios de la covid, que estará vigente hasta el 9 de octubre, y ha anunciado una serie de proyectos e inversiones para avanzar en la recuperación, una vez "culminada" la fase de resistencia a la pandemia.

Los vacunódromos de la Comunidad Valenciana cerrarán este martes, una vez que han cumplido la misión para la que se pusieron en marcha y que lo han hecho con "excelentes resultados", según Puig.

Entre los principales proyectos de inversión, el president ha destacado que la tecnológica Net Hits proyecta construir "el mayor centro de datos de la Comunidad", con una inversión "confirmada" de 241 millones y una previsión de 1.200 empleos, y ha anunciado el apoyo del Gobierno a la gigafactoría dedicada a la fabricación de baterías.