EFEBarcelona

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido hoy una "mediación internacional" para abordar el conflicto catalán, mientras la Unión Europea ha reiterado su apoyo al Gobierno de Mariano Rajoy, aunque ha instado a las partes a avanzar hacia el diálogo y evitar la violencia.

Tras una reunión extraordinaria del Govern convocada después de las caóticas votaciones del referéndum mediatizadas por las cargas policiales, Puigdemont ha denunciado los "graves actos de violencia" protagonizados, ha dicho, por "comandos del miedo" de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Puigdemont ha señalado que esta mediación internacional puede venir de distintos ámbitos especializados, aunque ha dicho que "es evidente que la Unión Europea debe apadrinar este proceso, porque tiene que dejar de mirar hacia otro lado ante las violaciones de la carta de derechos fundamentales".

Paralelamente, el gobierno de la Generalitat ha decidido crear una "comisión especial de investigación" sobre las cargas policiales y ha exigido la "retirada de todos los efectivos policiales" destinados a Cataluña por el Estado para impedir el referéndum.

Como ya dijo ayer tras las votaciones, Puigdemont ha dejado en manos del Parlament y de los grupos soberanistas los próximos pasos hacia una eventual declaración unilateral de independencia, tras reiterar que el referéndum "es valido y vinculante" y que hay que "implementar los resultados".

Según el artículo 4.4 de la ley del referéndum, aprobada por el Parlament y suspendida por el Tribunal Constitucional (TC), en caso de victoria del sí, "dentro de los dos días siguientes a la proclamación de los resultados por parte de la Sindicatura Electoral, celebrará una sesión ordinaria para efectuar la declaración formal de la independencia de Cataluña".

Puigdemont ha remarcado que aún no están "los resultados definitivos" y que el plazo de 48 horas se iniciaría cuando estén listos, sin especificar cuándo ocurrirá esto ni aclarar quién certificará los mismos, pues los miembros de la Sindicatura Electoral renunciaron antes del 1-O por la sanciones del TC.

Mientras tanto, en su primera referencia a la situación catalana, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, impedir una "mayor intensificación de la violencia" en Cataluña.

"Acabo de hablar con Mariano Rajoy. Compartiendo sus argumentos constitucionales, he apelado a encontrar formas de evitar una mayor escalada de violencia y del uso de la fuerza", ha dicho Tusk.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha reiterado también en conversación telefónica con Rajoy el apoyo al orden constitucional.

Fuentes comunitarias señalaron que Juncker ha participado en la conversación con "ánimo de escucha" y que ha explicado la posición del Ejecutivo comunitario, hecha pública unas horas antes en la rueda de prensa diaria de la institución.

El portavoz jefe de la CE, Margaritis Schinas, ha leído en esa rueda de prensa una declaración de la CE que pide que las partes pasen "de la confrontación al diálogo".

"Hacemos un llamamiento a todos los actores pertinentes para que avancen muy rápidamente de la confrontación al diálogo. La violencia nunca puede ser un instrumento en política", ha señalado.

El pleno del Parlamento Europeo celebrará un debate este miércoles sobre Cataluña bajo el título "Estado de Derecho, Constitución y Derechos Fundamentales en España, a la vista de los acontecimientos en Cataluña".

Por otra parte, el Govern favorecerá mañana que los funcionarios de los diferentes departamentos de la Generalitat puedan sumarse al paro general convocado por la llamada Taula per la Democràcia sin que deban descontarse por ello dinero de su nómina.

CCOO y UGT en Cataluña apoyan un "paro político" para denunciar la "desproporción y la violencia" ejercida as cuerpos policiales, cuyas características dependerán del acuerdo al que se llegue en cada centro de trabajo, aunque sus direcciones confederales han aclarado que "en ningún caso van a avalar posiciones que den cobertura" a una declaración unilateral de independencia.