EFESantander

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha admitido hoy que un gobierno en minoría lo tendría "muy difícil" para garantizar la estabilidad y sería por tanto necesario "algún tipo de acuerdo de gobierno" que no se limite solo al apoyo en la investidura.

Rajoy ha mantenido una conversación informal con los periodistas que cubren su campaña electoral en el autobús en el que viajan y no ha querido "adelantar acontecimientos" sobre lo que puede ocurrir el domingo en las urnas, pero sí ha insistido, a cinco días de la cita, en su convencimiento de que el PP será el partido más votado.

Ha considerado que en este momento España "necesita estabilidad" y seguir generando "confianza" dentro y fuera del país. "Si no, es muy difícil manejarse", ha añadido.

Por eso, ha admitido que un gobierno en minoría, "si no tiene algún tipo de acuerdo", es muy complicado que pueda llevar a cabo su programa, tomar las medidas y hacer las reformas necesarias para el país o aprobar las leyes importantes, como es el caso de los presupuestos.

Por eso, ha insistido en que tendrá que haber acuerdo que garantice la gobernabilidad y que no se limite al apoyo para la investidura.

Si no es así, "es muy difícil manejarse", y por eso debe haber "una cierta estabilidad política", ha insistido Rajoy, quien no obstante se ha negado a augurar si será con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, con quien tenga que negociar dicho acuerdo.

Tampoco ha querido hacer Rajoy estimaciones sobre los resultados del domingo. "Yo no debo hacer quinielas ni porras", ha apuntado.