EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha garantizado hoy que en las elecciones catalanas del 21 de diciembre se podrá votar con "plena libertad" frente a la amenaza de posibles injerencias extranjeras en esos comicios.

Rajoy, en la sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso, ha asegurado que la democracia cuenta con instrumentos suficientes para que eso sea así.

Tanto él como su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y varios ministros han tenido que contestar a varias preguntas sobre la situación en Cataluña en una sesión plenaria con cruce de reproches entre Gobierno y dirigentes de varios partidos.

Entre ellos, Gabriel Rufían, de ERC quien ha exhibido ante el hemiciclo unas esposas y ha confiado en que el presidente del Gobierno acabe "algún día con unas de estas".

Rajoy ha garantizado el normal desarrollo del 21D en respuesta a una pregunta del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien ha afirmado que todos los nacionalistas antieuropeos van a trabajar para que las elecciones autonómicas no se celebren con "garantías y seguridad".

Y por eso ha instado al jefe del Ejecutivo a aclarar qué va a hacer para evitar el "hackeo y los sabotajes" desde territorio ruso de los que ha dicho que ha avisado el propio ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis.

Si bien Rajoy ha admitido que esas injerencias se han producido en otros países, ha subrayado que las decisiones que se adoptan en materia de seguridad "no se cuentan antes de tomarlas", sino una vez que han producido sus efectos.

Y ha pedido a Rivera que "confíe" en la legalidad española porque asegura que cuenta con los mecanismos necesarios para que las elecciones se celebren con todas las garantías.

Ante el escenario existente en Cataluña, Sáenz de Santamaría ha acusado a Podemos de actuar como "comparsa" de los independentistas y se ha mostrado convencida de que la ruptura del pacto en el Ayuntamiento de Barcelona es un "pago anticipado" para poder estar en el gobierno de la Generalitat.

"Quieren liderar el bando de los independentistas", le ha dicho al portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, quien previamente había acusado al Gobierno de carecer de proyecto alguno para Cataluña más allá de aplicar el artículo 155 de la Constitución y volver a aplicarlo si no le gusta el resultado del 21D.

Reproches en relación con Cataluña ha habido también por parte de Rajoy al líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien le ha preguntado si cobró sobresueldos en "b" del PP y ha considerado que este partido "responde al papel de una organización delictiva" y que a los miembros de una organización de este tipo se les llama "delincuentes".

El presidente del Gobierno le ha contestado con lo que auguran las encuestas a Podemos: "Cada vez que viene usted aquí tiene menos votos y menos apoyo por parte de los españoles".

"Acabarán poniéndole a usted la moción de censura, y lo peor de todo esto para usted es que puede prosperar, sobre todo después de los últimos acontecimientos y decisiones que usted ha adoptado en Cataluña", ha añadido.

Ha sido en una pregunta al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, cuando Gabriel Rufián, que ha vestido una camiseta con los exconsellers en prisión, ha exhibido unas esposas deseando ver algún día con ellas a Rajoy.

Para el portavoz de ERC, las esposas son el "programa electoral" del PP.

Además, ha contrastado que mientras la Policía y la Guardia Civil "les molieron a palos" en el referéndum ilegal del 1 de octubre, los independentistas les molerán "a votos" el 21D.

Zoido, que ha criticado a Rufián por acudir al Congreso sólo para tener su "minutito de gloria" cada semana, le ha recordado que cuando llegó a la Cámara Baja prometió estar en Madrid solo 18 meses y sin embargo continúa en su escaño.

"No se ha ido, a lo mejor no le ha funcionado la impresora para imprimir su renuncia", ha ironizado el titular de Interior en referencia a la impresora que exhibió en otro pleno del Congreso el portavoz de ERC y con la que pretendía imprimir las papeletas del referéndum del 1 de octubre.

En contestación a otra pregunta del portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, el ministro del Interior ha asegurado que el Gobierno va a aceptar los resultados de las elecciones del 21D "siempre cumpliendo con la Constitución y el Estatuto" y ha instado a los independentistas a hacer lo mismo y no "cuestionar" al Ejecutivo legítimo.

Frente a ello, Campuzano ha expresado su inquietud al asegurar que algún portavoz del PP ha afirmado que, si vuelven a ganar las elecciones las fuerzas soberanistas, se va a "mantener la intervención del Gobierno catalán".

En la sesión, Alfonso Dastis, en respuesta a una pregunta de la diputada socialista Meritxell Batet, ha asegurado que el Gobierno se va a "dejar la piel" para conseguir que Barcelona sea la sede de la Agencia Europea del Medicamento pese a saber que va a ser "una batalla difícil".