EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy, poco después de haber declarado como testigo en el juicio del caso Gürtel, que está "contento de haber colaborado con la Justicia" y ha reiterado que su partido está decidido a combatir la corrupción.

Rajoy ha lanzado este mensaje en un acto organizado en la sede nacional del PP con motivo del pacto contra la violencia de género al que han llegado esta semana los partidos políticos y en el que ha estado arropado por gran parte de la cúpula de su partido.

El jefe del Ejecutivo ha aprovechado esta cita, que ha presentado, para hacer su primera valoración pública tras declarar como testigo en el juicio del caso Gürtel.

Así, ha asegurado estar "contento" de haber cumplido con su "obligación como presidente pero también como ciudadano español" de haber ido al juzgado, "como testigo", cuando se lo han reclamado los jueces.

Y lo ha hecho, ha dicho, "para intentar aclarar algunas cosas que podría yo aportar de algunos acontecimientos que sin duda interesan a la justicia española".

"He respondido a lo que se me ha preguntado, he respondido aquellos temas que como es evidente he conocido y estoy contento de haber colaborado con la justicia como hemos dicho que haríamos siempre y seguiremos haciéndolo en el futuro", ha añadido.

En este sentido, Mariano Rajoy ha admitido que en el Partido Popular "ha habido sus problemas y sus historias, como las ha habido, y muchas, en otras fuerzas políticas distintas".

Pero ha insistido en que los populares están "decididos a combatir la corrupción" y ganarle "la batalla". Y para eso, ha apostillado, lo primero que van a ser en su partido es "colaboradores fieles con la justicia española".