EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, considera que el líder de la oposición, Pedro Sánchez, no tenía que haber ido al debate a cuatro del lunes pasado porque al ser el líder de la oposición tiene que enfrentarse al jefe del Ejecutivo, como ocurre en los "grandes debates" como el del estado de la Nación.

Rajoy ha hecho esta reflexión a dos días de su "cara a cara" en el debate del próximo lunes con Sánchez y durante la entrevista que le ha hecho la periodista María Teresa Campos en el programa de Telecinco "Qué tiempo tan feliz".

Una entrevista que ya estaba grabada y que, como han recordado en el programa, se hizo antes del ataque en Kabul en el que han muerto dos policías españoles, por lo que no se menciona en ella el suceso.

El presidente del Gobierno ha insistido en que el "debate por excelencia" es el debate a dos, "mucho mejor, más ágil y más rápido" que un debate a cuatro que corre el riesgo de convertirse en "cuatro monólogos".

A la pregunta de si ha pensado en algún momento si debió acudir, Rajoy ha señalado que lo que ha pensado es que "ahí no tenía que estar Sánchez" y como líder de la oposición debería reservarse para los "grandes debates" con el presidente.

Rajoy ha dicho encontrarse "muy bien" y "muy agusto" en esta recta final hacia el 20D y ha admitido que las campañas electorales son "duras", pero tienen su parte "positiva" que es el "contacto con la gente", algo que no puede hacer cuando está en su despacho "enfrascado en papeles y líos".

Ha reconocido que algunas de sus afirmaciones sobre sus rivales tienen "un poco de mala idea" pero "mucho de realidad" -como las relativas a la inexperiencia de los demás- y ha defendido que en campaña se lancen "algunas pullas", aunque manteniendo siempre "el buen tono" y "la educación".

También ha aludido a Podemos, y tras entender la indignación ciudadana ante las duras medidas económicas, ha valorado el hecho de que "una serie de gente ha encontrado su cauce" y "es positivo que estén en las instituciones y no en la puerta del Sol". "Siempre que la gente esté en el sistema es un dato positivo", ha dicho.

Rajoy ha subrayado en otro momento de la entrevista que las pensiones "no se han tocado" y en el futuro "no se van a venir abajo" y el sistema se va a mantener.

Además, tras considerar que "tenemos inflación de encuestas", ha insistido en defender que gobierne el que más votos obtenga.

El presidente ha hablado del "terrible" terrorismo yihadista, "un tema del que preocuparse", y ha señalado que "a las guerras solo hay que ir en el supuesto de que sea absolutamente imprescindible".

Y ha añadido que al terrorismo se le puede combatir "con bastante más eficacia e inteligencia" de la que "algunos pueden pretender" además de prometer de nuevo que cualquier decisión que tome al respecto será consultada en el Parlamento.

Al referirse a Cataluña, Rajoy ha dicho que en esa comunidad "todo el mundo que quiere habla en catalán" y "sin embargo en el colegio no pueden hablar en español". Y ha considerado que por sentido común los estudiantes deberían salir "hablando perfectamente catalán, castellano e ingles".

También ha repasado con María Teresa Campos algunas de sus reformas y ha vuelto a recordar momentos de su vida, su afición por caminar cada mañana, su infancia en León o su juventud en Pontevedra y ha escuchado dos canciones de su elección: "Te quiero, te quiero" de Nino Bravo, dedicada a su mujer, y "Ojalá que llueva café", de Juan Luis Guerra.

Y ha visto un vídeo de hace diecinueve años cuando la misma presentadora le entrevistó. Era ministro de Administraciones Públicas y entre otras cosas decía: "quien trabaja y se esfuerza, salvo que tenga muy mala suerte, sale adelante".