EFESantander

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha subrayado hoy, jueves, la necesidad de cumplir las restricciones establecidas para las fiestas navideñas y ha pedido a los ciudadanos que sean estrictos a la hora de cumplirlas, sobre todo en las reuniones de familiares y allegados.

"Es muy importante que esto no sea una barra libre y que los allegados sean allegados de verdad, y no llegados. Que hay una diferencia entre allegados y llegados", ha afirmado Revilla en una rueda de prensa, junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, que hoy ha visitado Cantabria.

El presidente cántabro ha valorado como "muy positivo" el acuerdo alcanzado ayer, miércoles, entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas que prohíbe estas navidades el movimiento entre regiones, salvo para reuniones familiares o con allegados, y ha considerado "razonable" que en nochebuena y nochevieja el toque de queda se inicie a la una y media de la madrugada.

"Por favor no nos carguemos la navidad futura de muchos españoles cometiendo insensateces", ha instado Revilla, quien ha admitido que será imposible controlar los movimientos por medios coercitivos, por lo que ha llamado a los ciudadanos a ser "restrictivos al máximo" y a seguir las recomendaciones esta navidad.

En el caso de Cantabria, ha explicado que todavía no tiene los informes de Sanidad para decidir las medidas, aunque ha señalado que irán "en líneas generales" con el acuerdo alcanzado ayer y ha criticado que "siempre haya alguien que quiera salirse de la unanimidad", en referencia al voto en contra de la Comunidad de Madrid.

Miguel Ángel Revilla ha lamentado que "se está produciendo un enfrentamiento por razones políticas" durante una pandemia y ha incidido en la necesidad de "ir todos juntos". "En esto no hay personas que lo estén haciendo bien y personas que lo estén haciendo mal, el virus no sabe de esto, es anarquista", ha sentenciado.

"Estoy seguro de que aunque el ministro hubiera tenido una filtración de cuáles iban a ser las propuestas de la Comunidad de Madrid el día anterior, al día siguiente las hubiesen cambiado", ha aseverado el presidente cántabro, quien ha insistido en que las pautas "las ha marcado muy acertadamente el ministro", con un "consenso casi total".