EFEMadrid

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha mostrado convencido de que "aún hay tiempo material" para que Pedro Sánchez pueda ser investido presidente del Gobierno, pero tiene que "rectificar" y dar un giro apoyando la solución "constitucionalista" que le ha planteado el partido naranja.

"Tenemos la obligación de intentarlo y vamos a pelear hasta el último minuto", ha dicho Rivera en una rueda de prensa en el Congreso tras reunirse con el rey en la ronda de contactos tras la que se decidirá si se convoca un pleno de investidura.

Así se lo ha trasladado al monarca insistiendo en que las tres condiciones que ha planteado para una abstención técnica "son perfectamente asumibles" para un constitucionalista: romper el Gobierno nacionalista de Navarra, no indultar a los condenados del "procés" y no subir los impuestos a las familias y clases trabajadoras.

Si Sánchez no asume por escrito esos compromisos y rectifica, ha advertido Rivera, Ciudadanos no se moverá del no porque, si no puede hacerlo, demuestra que el secretario general socialista "no puede ser presidente de este país" y representar a todos los españoles.

El líder naranja se ha aventurado también a decir que en el caso de que Sánchez se aviniera a asumir esos requisitos, el PP, al igual que Cs, tendría que plantearse si prefiere ir a elecciones o posibilitar que la legislatura arranque, dando a entender que se sumaría a la abstención.

Rivera ha insistido en que "mientras haya tiempo material y no se cierre esa posibilidad" -el tiempo límite para convocar un pleno de investidura sería el viernes, día 20- estarán con el teléfono abierto y si Sánchez asume las condiciones de Cs, están preparados para poner todo de su parte para que España se desbloquee.

Según Rivera, solo hay una persona que tiene que decidir "si quiere un gobierno con populistas y nacionalistas, si quiere una solución de Estado con constitucionalistas o si, como muchos piensan, quiere elecciones desde el primer día para que España siga bloqueada otros seis meses".

En el caso de que Sánchez "siga en sus trece", ha recalcado el líder naranja, bloqueando el país en lugar de aportar soluciones tendrá problemas, ha avisado, "pero el problema empezará a ser Pedro Sánchez porque es un candidato incapaz de llegar a acuerdos, incapaz de poner este país en marcha".

Y los españoles -ha recalcado- "juzgarán y tomarán nota en las urnas" sobre quienes han apostado por seguir con el bloqueo y sobre los que han intentado buscar salidas.

Rivera ha dejado también claro que la abstención condicionada que ha propuesto se plantea "para una situación excepcional y en un momento excepcional", lo que significa que si hay elecciones la propuesta queda anulada.