EFEMadrid

Los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera, y de Podemos, Pablo Iglesias, han puesto en escena la importancia de las ausencias y ambos han apelado a una segunda transición en el primer debate preelectoral, que ha sido "a dos" porque no estaban ni el presidente Mariano Rajoy ni el socialista Pedro Sánchez.

Un cara a cara en la Universidad Carlos III organizado por la asociación Demos, que también invitó a Rajoy y a Sánchez pero declinaron la oferta, que se ha desarrollado con un aforo desbordado -1.200 personas en el auditorio y centenares fuera- y en el que Rivera e Iglesias han contrastado sus programas y se han enzarzado en varias ocasiones.

La más tensa quizás cuando el presidente de Ciudadanos le ha reprochado al secretario general de Podemos que se haya quedado fuera del pacto antiyihadista mientras pacta sus listas con Bildu en Navarra.

"No creo que se pueda ser presidente de España o aspirar a serlo sin estar en un pacto de Estado contra el terrorismo", ha enfatizado Rivera tras lo que el candidato de Podemos a la presidencia ha dicho que "algunos se creen que hacer política es poner su firma en un papel".

Iglesias ha rechazado la mayor y le ha explicado a Rivera que no tiene un pacto con Bildu sino que concurren en una agrupación de electores al Senado, y además ha abogado por huir de pactos propagandistas, ha defendido el Consejo de la Paz de su partido y la necesidad de medidas para cortar la financiación al ISIS.

No obstante, Rivera le ha recordado que a ETA se la derrotó en España con la unidad política. "Al terrorismo se le vence el día que tú y yo, Pablo, digamos lo mismo", ha replicado.

Ese asunto no ha sido el único en el que han marcado distancias. También lo han hecho cuando el secretario general de Podemos ha criticado que Rivera proponga subir el sueldo al presidente del Gobierno.

De forma irónica, el líder de Ciudadanos le ha contestado: "Con que cobre como tú como eurodiputado me conformo", a lo que Iglesias le ha respondido que los europarlamentarios de su partido donan dos terceras partes de su salario.

"Y las dietas a la Tuerka", ha insistido Rivera, tras lo que el líder de Podemos le ha asegurado que su formación también devuelve las dietas. "Si puedes presentar un solo eurodiputado de tu partido que haya devuelto las dietas te invito a cenar", le ha retado Iglesias.

Y así, Rivera ha entrado a acusarle de jugar "al populismo" mientras Iglesias le advertía después hablando de economía que "esto no es una sesión de coaching" ni se trata sólo de numeros.

No obstante, Iglesias le ha dejado pasar un error al líder de Ciudadanos y no le ha corregido cuando ha insistido en preguntarle "de dónde va a sacar los 115 mil millones de euros" que cuesta su plan de renta garantizada, iniciativa que Podemos ha presupuestado ya en su programa en unos 15 mil millones.

Diferencias aparte, y después de desgranar profusamente sus programas electorales sin grandes novedades, también se han visto coincidencias entre los dos candidatos.

Sobre todo en presentarse como los representantes de la nueva política frente a las medidas "obsoletas" de PP y PSOE, que además hoy no estaban aquí con los candidatos que "dan la cara" sin preguntas pactadas, ha recalcado Iglesias.

Un síntoma, según el líder de Podemos, de que a lo mejor quienes estaban en este debate se están "jugando la medalla de oro y no la de bronce", como dicen las encuestas, porque "los españoles saben distinguir entre la nueva y la vieja política".

Tanto Rivera como Iglesias han compartido que no estamos ante unas simples elecciones, sino ante una segunda transición, en la que nos jugamos la próxima década.

Todo era nuevo y por eso los candidatos tampoco han pedido el voto al uso. "En sede universitaria está de más pedir el voto, leed los programas, votad en conciencia. España ya ha cambiado y ahora se trata de que cambie el Parlamento y el Gobierno", ha concluido Iglesias.

Rivera ha abundado en la misma idea al declararse ilusionado y con ganas de ver un país distinto en el que "lo que es normal en este auditorio empiece a ser normal en las instituciones". Ganemos el futuro, vamos a por ello", ha añadido.