EFEMálaga

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha propuesto hoy una ley electoral en la que los partidos políticos deban obtener un tres por ciento del total nacional de votos para entrar en el Congreso de los Diputados.

Rivera, que ha cerrado hoy el acto que la plataforma "España Ciudadana" celebrado en Málaga, ha reivindicado un sistema electoral donde se proteja la igualdad de todos los españoles y el interés general.

"Necesitamos una ley electoral que fije un umbral del tres por ciento del voto nacional para que un partido tenga representación en el Congreso; se debe proteger el interés general", ha destacado el líder de Ciudadanos, mientras la gente gritaba que quería votar.

Ha explicado que quiere una ley electoral con listas abiertas, en la que los votos valgan igual en todo el país "queremos una ley electoral justa y eso significa también que los españoles no estén en manos del 0,5 o 0,7 por ciento de nacionalistas que cambian de gobierno o deciden los presupuestos"

El presidente de Ciudadanos ha rechazado que la sanidad, la justicia y todas las partidas presupuestarias dependan de Bildu.

También ha defendido el proyecto de Europa, del que ha dicho que es el más complejo que se ha tenido, "pero también el más importante y exitoso".

Ha rechazado reformar la Constitución para contentar a los partidos separatistas y ha destacado que quiere "reformarla para contentar a todos los españoles" así como para que "todos los votos valgan igual y se reforme la sanidad, no para dar privilegios a nacionalistas y liquidar España.

Rivera, ha insistido ante unas 4.000 personas, según la organización, que sí se puede reformar la Constitución pero para "mejorar y fortalecer España", "no para debilitarla y liquidarla para contentar a Puigdemont, a Torra y a los separatistas".

La intervención del líder de la formación naranja ha sido interrumpida varias veces con gritos de "presidente, presidente" y "queremos votar" y Rivera les ha contestado que le gustaría ser presidente del Gobierno de España "pero no a cualquier precio sino para mejorar este país".

Ha criticado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pueda pensar que los españoles estén de acuerdo con que se levante el 155 en Cataluña y ha rechazado que haya entrado por la puerta de atrás, al tiempo que ha recordado que "veintidós partidos separatistas han apoyado al presidente actual".

Se ha preguntado por qué "le tiene tanto miedo al pueblo español y por qué no podemos decidir al presidente votando en las urnas", momento que ha sido interrumpido por los asistentes por los aplausos.

Rivera ha dicho que quiere que los españoles decidan. "La lógica dice que los españoles decidan un gobierno fuerte, limpio, que pueda hacer reformas y no tenga hipotecas de aquellos que quieren liquidar un país", ha apostillado.

Ha explicado que "es un instrumento para devolver la fortaleza al Gobierno de España y poder hacer reformas en la educación, justicia, en el ámbito laboral" y ha criticado que eso no se puede hacer con 84 escaños y en manos de populistas y separatistas.

Por último ha advertido de que no se fíen de aquellos que reniegan de los orígenes de su familia. "Hay que saber de dónde viene uno para saber lo que hay hacer en el futuro. Es importantísimo conocer nuestro pasado y lo que hay que corregir", ha dicho.

En el acto también han participado el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, la escritura María Elvira Roca Barea, el exseleccionador nacional de Baloncesto Javier Imbroda, la escritura María Elvira Roca, la magistrada María José Torres y el empresario Kike Sarasola.